Continua la escalada de allanamientos en pequeños negocios de Os Castros

Los responsables del local de la asociación cultural y deportiva Los Castros taponaron ayer de forma provisional el boquete abierto por los ladrones | pedro puig
|

Los robos en pequeños negocios de la zona de Os Castros continuan. Si hace unos días era la sociedad recreativa de A Gaiteira, ayer le tocó el turno a la asociación cultural y deportiva Los Castros, a solo unos metros de la primera, de ser el blanco escogido por los delincuentes, que hicieron trizas unos cristales, se colaron en el interior y se llevaron un botín de lo más variopinto: un televisor de plasma, una botella de ginebra (y unas cervezas) así como la hucha de un niño, que contenía cerca de 80 euros.

El gerente, Pedro Pazos, está seguro de que se trató de un trabajo de aficionados: “Levantaron la reja y luego usaron la tapa de un registro de Emalcsa para romper el cristal. Debieron darle mal el primer golpe, porque rompieron el vidrio de abajo, pero al final lo hicieron”. Una vez en el ambigú de la asociación, fueron a por el televisor que colgaba en una esquina. “Lo compramos cuando ganamos el mundial”, recuerda.

Lo que más le llama la atención a Pazos es que no llegaran a entrar en la zona de la asociación donde se celebran bingos. “Sabiendo que hay aquí dinero en efectivo no llegaron a entrar”, recalca. Para él, eso significa que, o bien creyeron que habían activado una alarma, o que quizá alguien les había descubierto. En todo caso, se llevaron también un par de botellas y la hucha infantil antes de darse a la fuga.

Al día siguiente, cuando descubrieron lo sucedido, alertaron a las autoridades. Durante la mañana, la Policía Científica se dedicó a recoger muestras del escenario del delito pero, al margen de si los responsables son identificados y detenidos, en la asociación cultura y deportiva consideran que lo que hace falta es más presencia policial en las calles.

Más vigilancia
Eso es precisamente lo que reclamaba el presidente de la asociación de vecinos Oza-A Gaiteira-Os Castros, Paulo Sexto, esta misma semana. Sobre todo, el representante vecinal desea que vuelva la policía de barrio del 091 “porque es un elemento disuasorio tanto para los robos como los trapicheos”. Pero en una época de recortes, en la que no se oferta suficiente empleo público como para cubrir las vacantes que dejan los policías que se jubilan, la vuelta de la policía de barrio (agentes desplegados permanentemente en una zona) no parece probable. Además, los mandos policiales consideran que es una forma poco eficiente de gestionar los escasos recursos humanos con los que cuentan actualmente.

Algunos de los pequeños empresarios parecen resignados ante el problema. Es el caso del dueño de la Carnicería de María, situada en la avenida de Oza, que el mes pasado sufrió también un robo muy parecido. “Es lo que hay: entraron de madrugada, rompieron un cristal y se llevaron lo que había en la caja”.

Además, el 80% de los robos, según fuentes de la Jefatura Superior, se producen de noche, cuando la policía de barrio se retira. Son varios los negocios de la zona de A Gaiteira que han sido asaltados en los últimos meses, sin que se haya detenido por el momento al responsable.
Siempre son pequeñas superficies: tiendas de alimentación, bares, jugueterías y restaurantes.Y aunque el valor de lo robado raramente es muy grande, provocan graves trastornos y perjuicios económicos por los destrozos que dejan tras de sí. l

Continua la escalada de allanamientos en pequeños negocios de Os Castros