Los bomberos recorren las calles de la ciudad con su flota de vehículos para celebrar su patrón

El Ideal Gallego-2020-03-09-017-bb2a3697
|

Los bomberos de la ciudad celebraron ayer su patrón, San Juan de Dios, recorriendo las calles de la ciudad con su flota de vehículos, incluidas las últimas adquisiciones.

Esta es una tradición que mantienen los miembros de este servicio de emergencia y ayer, a pesar de la lluvia y de tener que variar el recorrido que tenían previsto inicialmente, no fallaron.

El parque de bomberos de A Grela fue el punto de partida de la comitiva formada por 27 vehículos. A las puertas de este lugar, y bajo la lluvia, se dieron cita algunos curiosos, la mayoría familias con niños pequeños que disfrutaron del momento de ver partir el desfile de camiones, furgonetas, autoescaleras, motos de agua y otros medios marcados por el color rojo. 

Los pequeños aprovecharon la ocasión para inmortalizarse entre una fila de vehículos que empezaban a hacer sonar sus sirenas y encender sus luces, como si de una emergencia se tratase, aunque a una velocidad lejana de la que llevan en esos casos.

La comitiva pisó el acelerador en dirección a la ronda de Outeiro para bajar por Manuel Murguía y realizar su primera parada junto al estadio de Riazor. Durante todo el recorrido contaron con la presencia de la alcaldesa, Inés Rey, quien felicitó a los bomberos por su día y les agradeció el servicio que realizan todos los días del año y a cualquier hora. 

Otro de los miembros destacados en el desfile fue Carlos García Touriñán, responsable del ámbito de Seguridad Ciudadana, quien asegura que el coruñés es uno de los parques de bomberos más completos de Galicia y por ello son “envexados polos da nosa categoría”.

Una vez reanudada la marcha se incorporaron al Paseo Marítimo en dirección a la Torre de Hércules, en donde hicieron su segunda parada de la ruta. El transcurso de los vehículos de bomberos estuvo marcado por el ruido de sus sirenas, que alertaban a los ciudadanos a los que se iban encontrando que se sorprendían ante la imagen poco habitual.

Cambio de guión
Después atravesaron Monte Alto y aquí fue donde cambiaron su ruta inicial, que era por la Marina y los Cantones, con motivo de la manifestación del 8M. Entonces se dirigieron hacia la plaza de Pontevedra, Cuatro Caminos y regresaron al parque para poner punto y final. 

Una jornada un tanto diferente en la que en ningún momento dejaron de estar en alerta ante un posible aviso como hacen a lo largo de todo el año. 

Entre los cerca de 30 vehículos que recorrieron algunas de las principales vías de la ciudad estaban algunas de las últimas adquisiciones que se realizaron para reforzar los medios del cuerpo de bomberos.

Algunas de estas novedades eran el vehículo de primera salida y una autoescalera de 18 metros que facilita las intervenciones en las zonas más complicadas de Pescadería y Ciudad Vieja. 

Además, otra de las últimas incorporaciones es un nuevo vehículo de mando que permite que los responsables de este servicio de emergencia puedan estar en los lugares de actuación para tomar las mejores decisiones.

Los bomberos recorren las calles de la ciudad con su flota de vehículos para celebrar su patrón