Novagalicia obtiene el aprobado a su plan para continuar en solitario en el futuro

César González Bueno y José María Castellano efe
|

  El Banco de España anunció ayer que aprueba el plan presentado por Novagalicia para sanear el riesgo inmobiliario, tal y como le exige el real decreto aprobado por el Gobierno, y en los que se contemplan nuevas fusiones. La entidad gallega recibe junto a otras entidades bancarias esta noticia, que le permitirá seguir adelante en solitario.

El proyecto gallego, aprobado por el consejo de administración, incluye la entrada de fondos privados para recomprar hasta un 49% del capital al Estado (tiene ahora un 90%). En caso de fracasar esta vía, solo quedaría su venta pública en subasta.

La nota del Banco de España no aclara si se ha aprobado el esquema de protección de activos solicitado por NCG, de tal forma que las pérdidas aparecidas en la entidad se cargaran al FROB en lugar de a los inversores, que es una de las condiciones puestas por los fondos internacionales para entrar en el banco

El supervisor detalla que las tres entidades controladas por el Estado (Novagalicia, Banco de Valencia y CatalunyaCaixa) sanearán su riesgo inmobiliario con la entrada de nuevos accionistas a través de un proceso de venta que concretará el propio Fondo de Reestructuración Bancaria.

Así reconoce, de manera general, que en algunos casos la estrategia de saneamiento está prevista de “manera más ajustada”, pero “con razonables posibilidades” de poder lograrlo y por ello da el visto bueno.

En cualquier caso, el Banco de España añade que exigió medidas adicionales a las inicialmente propuestas y otras medidas de contingencia para corregir desviaciones, y se compromete a intensificar la vigilancia para que los planes se cumplan. En última instancia, estaría el apoyo público.

Además, en el comunicado remitido, el supervisor desvela que en los planes, las entidades comunican cinco operaciones de adquisición o fusión en las que participan once entidades, además de las de Caja3 con Ibercaja y Caja España-Duero con Unicaja.

Esas cinco operaciones están “en distintas fases de tramitación” y se intuye que está incluida la absorción de Banca Cívica por CaixaBank, aunque el supervisor no lo aclara.

El Banco de España se muestra convencido de la capacidad del sector para cumplir con las nuevos requisitos, aunque reconoce que tendrán un impacto en los resultados de las entidades, que en algunos casos podrían llevarlas a pérdidas en 2012.

La comisión ejecutiva del supervisor concluyó ayer el estudio de los planes que fueron remitidos por las entidades bancarias a finales de marzo y que supondrán elevar las provisiones en 29.077 millones euros y reforzar el capital de las mismas en 15.573 millones.

Estas dos partidas suponen un saneamiento adicional de 44.650 millones del riesgo inmobiliario del sector financiero, que se suma a los 9.192 millones adelantados al cierre de 2011.

Eso demuestra que en realidad se sanean 53.842 millones. Las nuevas provisiones serán parcialmente cubierta con el uso de 3.917 millones de provisiones genéricas, pero el resto se hará con cargo a la cuenta de resultados.

Dos grupos, Caja 3 y el banco creado por Caja España-Duero, conseguirán los nuevos requisitos con sus integraciones en Ibercaja y Unicaja, respectivamente.

Novagalicia obtiene el aprobado a su plan para continuar en solitario en el futuro