A Coruña acelera el ritmo de la venta de pisos y lidera el mercado en Galicia

En la ciudad apenas queda stock de propiedades nueva pero pronto entrarán en el mercado los nuevos inmuebles de Náutica, que han cambiado el aspecto de todo el entorno | pedro puig
|

Las últimas estadísticas hechas públicas indican que en el segundo trimestre del año el número de transacciones inmobiliarias volvió a crecer en A Coruña hasta el punto de que el primer semestre de 2018 se cerró con 1.225 operaciones, un importante incremento con respecto a los datos que se manejaban el pasado ejercicio por estas mismas fechas. Con estas cantidades de partida, y aunque apenas quedan propiedades nuevas por cambiar de manos en el municipio, no es de extrañar que la urbe siga liderando este parámetro en comparación con el resto de Galicia. Aunque en general el crecimiento se repite en distintas plazas, lo cierto es que tan solo Vigo llega a hacer sombra al buen momento que viven los acuerdos de venta a nivel local.

Con independencia de la retracción del consumo que se sigue notando en comercio y hostelería, por poner tan solo algunos ejemplos, el mercado inmobiliario coruñés está demostrando que pasados los peores momentos de la recesión le queda mucho margen de desarrollo.

Si bien es cierto que los expedientes abiertos en la actualidad no se equiparan con los números de años precrisis como 2004, 2007 o, incluso, 2010 (cuando hubo trimestres que rozaron o superaron el millar de acuerdos), dar salida a 700 casas entre abril y junio no deja de tener su importancia cuando aún no todos los vecinos pueden permitirse pasar a ser propietarios.

Un centenar menos
Esta cifra facilitó que en los seis primeros meses del año se creciese un 5%, de manera que antes del verano –y teniendo en cuenta de que esta época también suele ser propicia para las ventas porque los potenciales compradores tienen más tiempo para analizar las ofertas– ya se había vendido el 55% de todo lo que se registró a lo largo de 2017.

El ascenso no se frena y si la evolución sigue igual que hasta ahora se clausurará el ejercicio con unos ratios al alza. Además los vendedores particulares o de agencias llevan una delantera destacada en relación al resto de Galicia. Vigo tiene una mayor población, pero dio salida a 100 pisos menos en el segundo trimestre y en total ha colocado 1.159.

En el resto de grandes municipios de la comunidad los balances son muy discretos hasta el punto de que las operaciones tramitadas en Oleiros (226) estuvieron muy cerca de las que se contabilizaron en Ferrol (299). Asimismo, otras localidades limítrofes con A Coruña mantienen el ritmo a la cabecera de comarca en el incremento de las compras. Culleredo alcanzó las 130, Arteixo las 102 y Cambre las 86, según los últimos datos hechos públicos por el departamento de Vivienda del Ministerio de Fomento.

Casi 1.160 usados
En un contexto en el que las ventas repuntan pero la construcción está bastante paralizada en la localidad pese a los deseos de los promotores por las decisiones del Ejecutivo municipal, no es de extrañar que la mayor parte de las propiedades que cambian de dueño sean de carácter libre y usadas previamente.

Del cómputo global del primer semestre, 1.158 apartamentos habían tenido habitantes con anterioridad. A falta de que administraciones como la Xunta construyan nuevos edificios de promoción (hay uno en la primera fase en el Parque Ofimático), al menos repuntó hasta los 41 el traspaso de apartamentos protegidos con un uso medio.

A Coruña acelera el ritmo de la venta de pisos y lidera el mercado en Galicia