La unidad municipal de rescate marítimo estará a plena capacidad en marzo

25 junio 2010 página 09 A Coruña.- Rescatan a un joven herido grave que se había caído en las rocas de As Amorosas

La  nueva unidad de rescates marítimos de los bomberos estará plenamente operativa en este trimestre, “como muy tarde en marzo”, según confirman fuentes municipales.  Aunque su puesta de largo tuvo lugar en San Juan y sus miembros se pueden ver estos días en La Coraza formando parte del dispositivo de emergencias del temporal, lo cierto es que todavía están el proceso de formación, y que están a la espera de recibir el material solicitado, sobre todo una lancha. Una vez equipados, los bomberos podrían actuar  en rescates semejantes al que tuvo lugar en Reyes en Valdoviño, donde un golpe de mar arrebató a toda una familia.

Los funcionarios se especializan sobre todo en el rescate desde tierra


  El alcalde, Carlos Negreira, había señalado que la nueva unidad estaría lista a pleno rendimiento en otoño, por lo que acumula ya un retraso considerable. El motivo, aparte del equipo, es que se ha decidido aumentar el nivel de formación del os bomberos. La Federación de Salvamento Marítimo ha impartido clases de socorrismo y esperan también que se impartan clases de patrón de lancha, probablemente por Cruz Roja, aunque se supone que los efectivos municipales actuarían sobre todo desde tierra, empleando técnicas de escalada si es necesario. Por supuesto, en coordinación con otros equipos de emergencia, como los de Salvamento Marítimo. Durante su presentación, que se remonta a marzo del año pasado, el alcalde había explica do: “No se trata de suplir otros servicios, sino de especializarnos”.

accidentes mortales
Y es que uno los que tienen que ver con el mar se encuentran entre los accidentes con mayor índice de mortalidad en A Coruña. En una ciudad que no ha registrado más que dos víctimas mortales por accidente de tráfico el año pasado y ninguna por los incendios, la cercanía al mar supone un peligro sobre todo durante épocas de temporal, como ésta, cuando el mal tiempo atrae a la gente a la costa para contemplar el espectáculo de las ola chocando con fuerza contra las rompientes. En ocasiones se acercan demasiado y caen al mar. El ejemplo más trágico, por supuesto, fue el que tuvo lugar en enero de 2012, cuando desapareció un estudiante eslovaco tragado por el mar y tres policías nacionales que trataron de rescatarlo.
Pero también otros ejemplos, como en la mañana de San Juan de 2011, cuando un hombre ebrio se ahogó en la orilla, justo cuando se levantó el dispositivo de vigilancia. Durante el verano las playas están protegidas por los socorristas, pero tras incidentes como estos, el Ayuntamiento entendió que una ciudad como A Coruña, rodeada literalmente de agua, necesitaba un servicio propio de rescate para casos que se dan de vez en cuando: pescadores que se caen en las rocas o fotógrafo aficionados que se acercan demasiado a la ola móvil en mano, algo que volvió a suceder el lunes, en Las Esclavas, cuando un golpe de mar estuvo a punto de llevarse a dos hombres, a uno de los cuales lo lanzó sobre un banco de hormigón.
Con el tiempo, se espera que todos los bomberos del parque de A Grela pasen el curso de formación de manera que puedan formar parte de la unidad de rescates marítimos que es, junto con la de prevención e investigación de incendios, uno de los proyectos del PP para modernizar el cuerpo de bomberos.

La unidad municipal de rescate marítimo estará a plena capacidad en marzo

Te puede interesar