Las calles vacías, un buen número de sanciones y fiestas multitudinarias abren el año en España

Una gran pirotecnia recibió al año 2021 en la Puerta del Sol | jesús hellín
|

Calles y plazas vacías despidieron un año al que casi todos teníamos ganas de decir adiós y dieron la bienvenida a 2021 con un mensaje de esperanza, como el que trasmitió la actriz Ana Obregón antes de que el reloj de la Puerta del Sol diera las doce campanadas.

“Sé que muchas personas que están en casa han pasado un año difícil y se identifican conmigo porque también han perdido a un ser querido. Esta noche, cuando suenen las 12 campanadas, sé que los vamos a recordar. Sé que vamos a mirar al futuro con la convicción de que juntos, pero con mucha responsabilidad, saldremos de este túnel”, afirmó.

Muy pocas personas pudieron entrar el 31 a la Puerta del Sol antes de las doce, donde en una vacía plaza en la que otros años llegaron a estar 18.000 personas, el reloj dio las campanadas.

 

Mitad de incidencias

La Nochevieja en Madrid, marcada por las restricciones, fue muy tranquila, ya que se registraron la mitad de incidencias que el año pasado y no se produjo ningún suceso con heridos graves.

No obstante, dejó en la capital 185 fiestas ilegales en casas, dos locales con exceso de aforo y ocho intoxicaciones etílicas, según informó una portavoz de Emergencias Madrid.

Por su parte, Emergencias 112 Andalucía, gestionó 1.807 incidencias durante la celebración de Nochevieja, un 1,68% menos.

 

Macrofiestas en Barcelona

Por otro lado, mossos y policías locales intervinieron esta Nochevieja en cuatro fiestas ilegales en Cataluña, entre ellas una “rave” en una nave abandonada de Llinars del Vallés (Barcelona), en la que participaron más de 200 personas, de las cuales cuatro de ellas ya fueron denunciadas.

No obstante, los Mossos no los desalojaron y “por criterios de oportunidad, congruencia y proporcionalidad”, decidieron esperar a que los asistentes salgan por su propia voluntad y evitar con ello graves incidentes.

 Asimismo, agentes de la Guardia Urbana de Barcelona interpusieron 112 denuncias por no respetar el toque de queda en Nochevieja y 39 más por no llevar la mascarilla en la vía pública y en otros espacios de ocio.

 

Fiestas privadas en Ibiza

En la misma línea, la Policía Local de Ibiza intervino en doce fiestas privadas en domicilios durante el dispositivo especial de Nochevieja, y cerraron dos locales que incumplían las normas.

Una de ellas ocurrió en una pizzería de Son Servera, cuyo propietario fue denunciado por tener en el interior de su local a decenas de personas.

Asimismo, la Policía Local de Alicante disolvió 46 fiestas en viviendas, sancionó a 12 establecimientos por incumplir los aforos y las medidas de seguridad frente al coronavirus y denunció a 53 personas por incumplir el toque de queda, en controles de alcoholemia u otras infracciones.

Durante la Tardevieja los policías controlaron las zonas de Castaños, el Casco antiguo y la playa de San Juan, con un vigilancia policial de accesos, delimitación de entradas y salidas, y fue necesario el cierre del perímetro de Castaños cerca de una hora a las 17.40 horas para evitar aglomeraciones como medida preventiva frente al Covid, llevando una efectiva vigilancia de una zona habitual de “tardeo”, según indicó ayer el consistorio.

 

Incumplimientos de hosteleros

Por su parte, la Policía Local de Gijón denunció durante este 31 de enero, y la Nochevieja a 78 personas y ocho locales de hostelería por incumplir alguna de las medidas sanitarias para controlar la pandemia del Covid-19.

Las calles vacías, un buen número de sanciones y fiestas multitudinarias abren el año en España