Hallan en el mar Negro nuevos restos del fuselaje del avión ruso siniestrado

Varias personas sostienen algunas fotografías de las víctimas del accidente, en un homenaje en Rusia REUTERS/Sergey Pivovarov
|

El Ministerio de Defensa de Rusia anunció ayer que los equipos de emergencia habían encontrado en aguas del mar Negro nuevos restos del fuselaje del avión militar ruso que se estrelló el domingo con 92 personas a bordo.
“Bajo el agua fueron hallados varios restos que en este momento están siendo investigados por los buzos. Uno de ellos es la cola con fragmentos de un motor”, reza el comunicado del Ministerio de Defensa.
Hasta ese momento, los servicios rusos habían recuperado varios fragmentos a unos 1.700 metros de la costa de Sochi. El departamento que dirige Sergei Shoigú aseguró que, según los sónares, los restos del Tu-154 quedaron esparcidos en un radio de unos 500 metros.
Además, fuentes de seguridad revelaron que ya se habían recuperado los cadáveres de 13 personas y que dos de ellas habían sido identificadas. En el avión viajaban el coro militar Alexándrov, la activista humanitaria Elizaveta Glinka y nueve periodistas. El domingo por la mañana, un Túpolev Tu-154 se estrelló en el mar Negro siete minutos después de despegar del aeropuerto ruso de Sochi, donde había hecho una parada para repostar antes de poner rumbo hacia la base militar de Hmeymim, en la provincia de Latakia, Siria.
A bordo iban ocho tripulantes y 84 pasajeros, incluidos los más de 60 integrantes del Alexandrov, que tenían previsto dar un concierto en Año Nuevo para los militares rusos destacados en Siria como parte de la misión que lleva a cabo el país en apoyo a Bashar al Asad.

atentado
Por otro lado, la Presidencia de Rusia aseguró ayer que el ataque terrorista no está entre las principales hipótesis que barajan los investigadores del siniestro.
Los investigadores “están considerando todas las versiones de los hechos. Todavía es demasiado pronto para hablar, pero la versión de que sea un acto terrorista no está en ningún lugar en lo más alto de la lista”, dijo Dimitri Peskov, portavoz del Kremlin. Por su parte, el papa Francisco expresó sus condolencias al “querido pueblo ruso” al recordar que los integrantes del coro del Ejército Rojo fallecieron tras el accidente del avión militar.
Francisco pidió que el Señor conforte al querido pueblo ruso y a los familiares de los pasajeros y de la tripulación, y del que definió como “excelente” coro del Ejército ruso.
Además, recordó que, en 2004, el coro del Ejército ruso había participado en un concierto para celebrar el 26 aniversario de pontificado de Juan Pablo II. “Recemos por ellos”, agregó.
El Ministerio de Asuntos Exteriores español envió el domingo un telegrama a las autoridades rusas para manifestar su “sentida condolencia” a las familias y compañeros de los militares fallecidos en el accidente de avión militar sobre el Mar Negro.
También el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, expresó su “hondo pesar” por los fallecidos en el accidente. En un mensaje publicado en su perfil de la red social Twitter, el líder del Ejecutivo trasladó su “sentido pésame” a las familias de los fallecidos, así como al “pueblo y autoridades rusas”. Y Al Asad transmitió al mandatario ruso, Vladimir Putin, que está apenado por el trágico accidente.

Hallan en el mar Negro nuevos restos del fuselaje del avión ruso siniestrado