Fin de la canalización eléctrica en Matogrande tras meses de obras

|

Concluye parte del plan para completar el anillo eléctrico de la ciudad con el inicio del cierre en Matogrande de la zanja de cinco kilómetros que se abrió en el municipio en los últimos siete meses. En concreto, los operario se encargaron de asfaltar la calle de Sebastián Martínez Risco, una de las más afectadas por los trabajos que está desarrollando Gas Natural-Unión Fenosa, y que permitirán, una vez concluyan todas las fases, acabar con la torreta de alta tensión que corona el Castro de Elviña, tal y como establece una sentenciad de los años 60.
Precisamente fueron los vecinos de Matogrande los que más sufrieron las consecuencias de estas obras, que arrancaron en febrero con una previsión de duración de un año. Los peores momentos: las horas de entrada y salida del colegio, que hacían que circular por este barrio resultase demasiado difícil en numerosas ocasiones.
La zanja de cinco kilómetros que comenzó a abrirse en febrero se extendía desde A Zapateira, a la altura del Castro de Elviña, hasta la avenida de Arteixo, pasando por Matogrande, la subestación de Eirís, la ronda de Camilo José Cela, la avenida de Alfonso Molina y Joaquín Planells.
Una vez concluyan todos los trabajos A Coruña dispondrá de 220 kilovatios más de potencia. Además, se garantizará el  suministro en caso de que se produzcan averías y se preparará a la ciudad para dar servicio a una población de hasta 390.000 habitantes.
Pero, sobre todo, se espera que las obras sirvan para eliminar, de una vez por todas, la torre de alta tensión que ocupa el asentamiento arqueológico, sobre la que pesa una sentencia que obliga a su retirada desde 1965. La operación ya cuenta con los permisos de la Xunta y de Patrimonio.  n

Fin de la canalización eléctrica en Matogrande tras meses de obras