De Guindos asegura que el caso de Popular es un modelo para futuras resoluciones en la UE

El ministro de Economía, Luis de Guindos | ÁNGEL DÍAZ (efe)
|

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, apuntó ayer que la resolución de Banco Popular y posterior venta a Santander es un “modelo” para futuras resoluciones de acuerdo a las reglas europeas.


A su llegada a la reunión de ministros de Finanzas de la UE (Ecofin), Guindos recalcó que los “responsables” de la resolución de la entidad cántabra fueron el Banco Central Europeo (BCE) y la Junta de Resolución Única (JUR), y que el objetivo de la norma es que los contribuyentes “no paguen los problemas de los bancos”. “Por eso la resolución de Popular se pone de alguna forma de modelo para futuras resoluciones bancarias aplicando los principios de la unión bancaria”, dijo. Ante la posibilidad de que se produzca una avalancha de demandas, Guindos advirtió que el Gobierno no tiene “nada que decir” a quienes puedan decidir acudir a los tribunales.


Con todo, insistió en que “la ley es la que es y es muy clara”, y que la operación de Popular se llevó a cabo cumpliendo las reglas de la UE. “Yo no voy a adelantar ningún tipo de resultado, yo le puedo decir cuál es la norma”, indicó, para continuar explicando el papel de supervisor del BCE y el de la JUR para llevar a cabo la resolución y liquidación de los bancos. “Han sido ellos los responsables”, dijo.


Por su parte, la Junta Única de Resolución no publicará el informe de Deloitte, clave en la resolución de Popular, que otorgó al banco una valoración de entre 2.000 y 8.200 millones de euros negativos al entender que contiene información confidencial.
Así lo señaló la presidenta de la JUR, Elke Konig, durante su intervención en la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, su primera comparecencia pública tras la resolución de Popular y su posterior venta a Santander al precio simbólico de un euro. Konig entiende que “nadie está contento” con la resolución de una entidad, “y más si implica que los accionistas y bonistas pierden íntegramente su inversión”, pero considera que la resolución y venta a Santander fue la opción “más adecuada” al no suponer un coste para los contribuyentes y garantizar la estabilidad financiera.


Según la JUR, la liquidación de Popular bajo un concurso de acreedores, el procedimiento contemplado en la legislación española para casos de insolvencia, no habría asegurado la estabilidad financiera en el mismo grado en el que lo hizo la resolución de la entidad decidida por las autoridades comunitarias.

De Guindos asegura que el caso de Popular es un modelo para futuras resoluciones en la UE