Betanzos aspira a lograr subvenciones para rentabilizar la feria medieval

Una de las escenas recrea la expulsión de los leprosos Susy Suárez
|

La Feira Franca Medieval de Betanzos es Festa de Interese Turístico de Galicia. El DOG ha publicado la resolución de la Xunta por la que otorga a la cita betanceira esa distinción y destaca la importancia de esta celebración, iniciada en 1998.
El gobierno municipal confía en que esta declaración amplíe la promoción de la convocatoria, que atrae a más de 150.000 personas, y asista al Ayuntamiento de Betanzos a la hora de “conquerir subvencións as que ata agora non podía nin tan sequera concurrir”, explicaron desde del equipo de García Vázquez.
Para la administración municipal, la Feira Franca Medieval  es “sen dúbida, o proxecto de máis impacto económico e social dos últimos anos cun crecemento espectacular, en gran medida pola implicación, tanto do propio Concello de Betanzos, organizador do evento dende o principio, como das asociacións e a poboación betanceira e da comarca en xeral”, apuntaron desde las Áreas de Fiestas y Cultura.
La idea de una feria medieval en la capital betanceira surge como consecuencia de la aplicación de la propia historia, pues a la ciudad se le concedieron una serie de privilegios en torno a una feria que duraba todo el mes de noviembre, en los siglos XIV e XV, y parte de dos objetivos básicos: la puesta en valor del patrimonio artístico que encierra el casco histórico y la promoción del comercio y la hostelería en esta zona como una de las claves de futuro de Betanzos.
En relación con el primer punto, el consistorio llama la atención sobre la riqueza del casco antiguo de una ciudad que llegó a ser capital do Reino de Galicia, con “innumerables elementos tanto de carácter relixioso como civil”, declarado Conjunto Histórico-Artístico en el año 1970.
En relación con los servicios, el consistorio mantiene su apuesta por el comercio y la instalación de nuevos negocios en esta parte de la localidad, “que foi de sempre a zona máis comercial desta, e na que o paso do tempo e a falta de espírito de rehabilitación dos edificios privados, fixeran mella nos últimos anos”, añaden desde la administración local.
Otro de los objetivos, que el gobierno betanceiro considera igualmente básico, pasa por recordar la historia de la ciudad a los betanceiros y, de paso, darla a conocer entre los 150.000 que visitan esos días As Mariñas.
En cualquier caso, para el grupo dirigente una de las bases del éxito de la cita es la representación, durante estos días, de escenas propias de la historia local, que se recrean con colaboración y participación de asociaciones y vecinos de Betanzos.

Betanzos aspira a lograr subvenciones para rentabilizar la feria medieval