Universitarios gallegos convocan una huelga para exigir el fin del curso

El campus universitario de A Coruña vacío | patricia g. fraga
|

El ambiente en las universidades gallegas está tenso. Ante la suspensión de las clases presenciales pactado con la Xunta tras la prórroga del estado de alarma decretada por el Gobierno, los estudiantes se han sumido en una incertidumbre a la que todavía no han obtenido respuesta. Para exigir el fin del curso escolar y ser escuchados, la organización estudiantil Anega llama a los alumnos de las tres universidades a secundar una huelga que comienza hoy y tendrá una duración de una semana.

El parón, que busca la “superación automática de las materias de este cuatrimestre sin contar para la media”, además de la “liquidación del curso”, está respaldado por una campaña en redes sociales que contó con un gran seguimiento de los estudiantes. En un comunicado, Anega indica que esta petición sigue la línea de las planteadas por otras asociaciones, como las Anpas de sistemas de educación primaria y secundaria, así como varios partidos políticos como Anova, Podemos o el BNG.

A la espera de ver cómo queda el calendario escolar y el planteamiento de las asignaturas y su posterior evaluación,  el sindicato estudiantil expresa la pérdida de “confianza en nuestras universidades”. Y es que la Universidad de A Coruña y la de Santiago de Compostela plantearon hace diez días efectuar exámenes telemáticos que requieren disponer de una infraestructura “inexistente” o exámenes presenciales “muy peligrosos” en el contexto de la pandemia del coronavirus, afirma el sindicato.

 

Limitaciones técnicas

Anega también advierte en el documento de las “graves limitaciones técnicas de la evaluación” que imposibilitan continuar el curso académico. Unido a ello, y siendo consciente de la situación, la vicerrectora de Estudiantes, Participación  y Empleabilidad, María José Lombardía, envió el pasado 9 de abril una carta a todo el alumnado de la Universidad de A Coruña, para informar de la creación de una línea extraordinaria de ayudas para procurar que nadie se vea privado de la oportunidad de completar su formación por culpa del Covid-19.

Así, la UDC abrió ayer una convocatoria para optar a dos tipos de ayudas: por un lado, las bolsas de colaboración para el acceso a los servicios de internet y, por otro, ayudas por causa de dificultades económicas por esta crisis.

Universitarios gallegos convocan una huelga para exigir el fin del curso