Sada logra al fin adjudicar el concurso para desarrollar el servicio de ayuda a domicilio

El Ideal Gallego-2013-10-05-020-8411efd6
|

El Ayuntamiento vivió ayer el que será, a falta de la firma, el último capítulo de la adjudicación del servicio de ayuda a domicilio en el municipio.
Se trataba del cuento de nunca acabar. Pero ahora, cuando ha pasado más de un año y medio desde los primeros problemas con la anterior concesionaria, Galicia Saudade, se otorgará el contrato a otra empresa, Centro Clínico de Ribadeo SL, que ya ejerce esta labor en distintos ayuntamientos.
El gobierno local mostró su satisfacción por haber concluido con un proceso que se ha alargado más de la cuenta y que ha vivido varios momentos críticos, hasta el punto de que hubo contratar de manera eventual a una compañía, Bogar, para que realizara el servicio mientras se resolvía el concurso y los trámites administrativos correspondientes para la definitiva adjudicación.

garantizar el servicio
Esto le costó  varias críticas al alcalde, Ernesto Anido, quien en todo momento quiso dejar claro que lo más importante era que los ciudadanos, y en concreto el colectivo que necesita de este servicio, eran lo “prioritario”, por lo que no se podía dejar desatendida a la gente que sufre algún tipo de dependencia. Es decir, aseguró que su deber como máximo responsable municipal era “garantizar el servicio”
Hay que recordar que Clínica de Ribadeo SL será la concesionaria después de que la empresa ganadora del concurso público, Servizos Sociais Virxe do Carme SL, renunciara a desarrollar este servicio en Sada.
A partir de ese instante, la compañía que quedó en segundo lugar en el proceso recibió una comunicación por parte del Ayuntamiento para informarle de que disponía de un plazo de diez días hábiles para aceptar, o no, y presentar la documentación en el consistorio en el caso de que la respuesta fuera afirmativa.
Esos documentos los entregó ayer mismo en Sada y será ahora la mesa de contratación la que determine si está todo correcto –como así debería ser, ya que cumplió todos los requisitos del concurso– para, a continuación, firmar el contrato y comenzar a trabajar en la ayuda a domicilio.
Será por tanto el final de un largo proceso con dos concursos de por medio, ya que el primero que se convocó tras el rescate de la concesión por incumplimiento de contrato de Galicia Saudade quedó desierto, y ahora solo queda saber si las trabajadoras que había con esta empresa serán o no subrogadas por la nueva concesionaria. n

Sada logra al fin adjudicar el concurso para desarrollar el servicio de ayuda a domicilio