El fiscal rebaja a 15 años la pena para la mujer que mató a una octogenaria carballesa en 2014

10 noviembre 2014 Carballo.- Una carballesa aparece muerta en su casa con un golpe en la cabeza La Guardia Civil acordonó la entrada de la cassa y buscó pruebas hasta que sobre las 4 de la tarde se levantó el cadáver
|

La Audiencia Provincial de A Coruña acogió ayer el comienzo del juicio contra una carballesa que ha reconocido en la vista haber matado en 2014 a una anciana de la localidad, a la que había conocido unos meses antes de los hechos en el ambulatorio de la capital de Bergantiños.
Tras reconocer la autoría, la Fiscalía ha reducido en 6 años la pena de cárcel solicitada para la acusada, al rebajar lo solicitado inicialmente por el delito de asesinato y modificar la calificación del delito de robo con violencia por una falta de hurtos. Esta nueva calificación, con la que está conforme la defensa, rebaja la pena de prisión de 21 a 15 años, según sostiene el Ministerio Público en sus conclusiones finales.
Según el escrito de la Fiscalía, en noviembre de 2014 la procesada se acercó al domicilio de la anciana que había conocido unos meses antes en el ambulatorio de Carballo. Allí, “llamó a la puerta de la vivienda que le fue abierta por su moradora puesto que nada desconfiaba de una persona a la que ya conocía y que ya había estado en su casa”. “La procesada encontrándose ya en el interior de la vivienda atacó a la anciana, quien sorprendida por la agresión inesperada cae al suelo golpeándose contra el mismo hiriéndose la cabeza y en esa posición aturdida por la herida y sin posibilidad de defensa, la procesada prosigue su ataque contra la mujer” hasta asfixiarla, según recoge el escrito.

Declaración
En su breve declaración, la acusada ha relatado los hechos ocurridos en noviembre de 2014 en la vivienda de la anciana y ha reconocido haber asfixiado a la víctima. “Ese día tuve una discusión con mi padre y fui a casa de esta señora”, ha declarado la procesada, quien admitió haber empujado a la anciana al entrar en el domicilio de esta.
“La empujé y cayó al suelo”, ha continuado antes de reconocer que después le apretó el cuello hasta que acabó con su vida. También ha admitido haber sustraído ciertos objetos después de lo ocurrido, aunque su “intención no era esa”, apunta la mujer. Precisamente, ese ánimo de lucro surgido “en ese mismo momento”, fue lo que hizo que la Fiscalía no viese acreditado el delito de robo.
En la sesión de juicio, también han declarado varios agentes de la Guardia Civil. Algunos han apuntado que en un principio la acusada trató de desviar la atención hacia una tercera persona, pero después reconoció los hechos y contó todo lo que había sucedido ese día en la vivienda de la anciana.
Además de la pena de prisión, la Fiscalía solicita que la procesada indemnice al hijo de la víctima en la cantidad de 100.000 euros, el doble de lo que solicitaba en un principio.

El fiscal rebaja a 15 años la pena para la mujer que mató a una octogenaria carballesa en 2014