Un barrio popular y multicultural en desarrollo

|

El Ideal Gallego-9999-99-99-999-122ec5ed

  redacción>a Coruña

  El barrio de la Sagrada Familia es uno de los más populares de la ciudad de A Coruña. Situado entre la avenida de Finisterre, la avenida de Arteixo y la ronda de Outeiro, se desarrollo en los años sesenta y setenta, cuando se asentaron en esta zona muchas familias de recursos limitados, ya que la mayor parte de las viviendas que se construyeron eran edificios de carácter social, aunque también hay casas unifamiliares.
Hoy en día se ha convertido en un barrio dinámico y con gran actividad debido a la combinación de los vecinos “de toda la vida” y muchos jóvenes e inmigrantes que se instalan en la zona por los buenos precios de los alquileres en relación con otras partes de la ciudad.

Actividad > Se trata de un barrio en el que existe una gran relación de vecindad y también una amplia oferta del pequeño comercio tradicional y, en la mayor parte de los casos, veterano en la zona. Muchas de las nuevas familias que se instalaron en este barrio también abrieron aquí sus negocios, muchos de los cuales todavía resisten a los embates de la crisis.
De hecho, los vecinos de la Sagrada Familia son los que más compran habitualmente en supermercados de su barrio, en un porcentaje del 66 por ciento.
Esta actividad comercial se ve favorecida por la oferta de establecimientos de la zona, que permite a los vecinos solucionar sus compras diarias, como productos frescos o de primera necesidad, de forma fácil, sencilla y cercana y también algunas otras demandas de artículos de otros sectores, sin salir del barrio.
Así, en las calles de esta zona se encuentran centros educativos y de ocio, asociaciones juveniles y culturales, tiendas de decoración, ópticas, librerías, peluquerías, confiterías, establecimientos de muebles y de reformas,...

Confianza > La veteranía de muchos de estos comercios y el hecho de que sea la gente del barrio la que los usa mayoritariamente, permite una estrecha relación entre cliente y comerciante, que basa gran parte de su actividad en la confianza y en la estrecha relación con los vecinos.
La sensación de barrio tradicional y familiar también anima a salir de compras por el mismo o a participar en la amplia y variada oferta de actividades y propuestas que desarrollan las diferentes entidades, clubes, centros docentes  y asociaciones que tienen su sede en esta zona.
En este sentido, la oferta del barrio se completa con una biblioteca municipal un centro social y la parroquia de San Rosendo, centro del barrio y punto de reunión de sus vecinos.

Actividades y desarrollo > Estas instituciones favorecen la actividad y el desarrollo del barrio a través de iniciativas y propuestas culturales, educativas y de ocio de todo tipo.
Por otro lado, también es característico ver a la gente pasear por las calles del barrio, descansar en los bancos de la plaza o a los niños jugando en el parque público recientemente reformado.
La ampliación de zonas verdes, las plazas de aparcamiento y la mejora de algunos aspectos del barrio a través de su rehabilitación son algunas de las tareas pendientes en el barrio, que está en pleno desarrollo de algunas mejoras en este terreno.
En este sentido, la opción de hacer la calle de la Sagrada Familia peatonal es un aspecto que puede resultar interesante y beneficioso para favorecer la expansión de los comercios del barrio y así poder desarrollar una actividad semejante a la de calles como la de Barcelona.


 

Un barrio popular y multicultural en desarrollo