El PGOM de Betanzos no se completará “en ningún caso” hasta la segunda mitad del próximo mandato

El documento se desarrollará en varias etapas, siendo la primera la de documentación y diagnóstico | ARchivo EC
|

Primera reunión entre los representantes locales y responsables de la empresa encargada de elaborar el Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) de Betanzos. Una primera toma de contacto en la que se explicaron “las distintas etapas del desarrollo del documento y las líneas que se seguirán por parte del equipo redactor”, aún abiertas a las aportaciones de los distintos grupos políticos, apuntaron desde el Gobierno de Ramón García Vázquez.

Oficina de Planeamiento SA, que obtuvo la mejor puntuación en el concurso convocado al efecto a raíz de los informes emitidos por los servicios técnicos, señaló que aunque en los pliegos se preveía treinta meses de duración, no debe entenderse como que se dispondrá del plan en ese plazo, sino que es el que se establece como resultado de sumar el tiempo de trabajo que se prevé pueda llevar cada una de las fases de elaboración del PGOM.
En este sentido, a esos meses habrá que añadir también el tiempo que pueda haber entre una y otra etapa, y el que “las administraciones dediquen a las tramitaciones que sean de sus competencias” y, en cualquier caso, el PXOM no estará finalizado hasta principios de 2022.

Fases
La redacción que ahora empieza se desarrollará por fases, siendo la primera la de información urbanística y diagnóstico, tras la cual se elaborará el documento de inicio o anteproyecto del PXOM.
Este servirá de orientación para la elaboración y evaluación ambiental del plan y, en consecuencia, contendrá un estudio detallado del medio rural y del modelo de asentamiento poblacional, la descripción y evaluación del sistema de núcleos y los objetivos de planificación, precisaron desde el Liceo.

En una segunda etapa se elaborará el informe de sostenibilidad ambiental y el plan para el informe previo a la aprobación inicial, con toda la documentación que integra el PXOM. Este documento será el que se someta a informe previo de la Xunta.
En la tercera fase se redactará el documento para su aprobación inicial introduciendo las correcciones o modificaciones necesarias para enmendar las deficiencias que indique el informe de la Consellería de Medio Ambiente. Este trabajo deberá ser aprobado por el Gobierno de Betanzos.
En el documento definitivo deberán introducirse los cambios derivados de las alegaciones que se produzcan y los informes sectoriales emitidos antes de elevarlo a pleno y remitirlo a la Xunta.

El PGOM de Betanzos no se completará “en ningún caso” hasta la segunda mitad del próximo mandato