“Hay pocas funciones que tratan sobre los seres humanos hablando de los seres humanos”

El Ideal Gallego-2013-10-05-015-847cfa61
|

Lucía cree tener la sartén por el mango. Concha se hace la tonta y Teresa sigue poniéndose la careta de diva. Las tres tienen el mismo comportamiento que cuando eran amigas. Solo que con unos cuantos lastres del pasado en el bolso que resolver.

Hábleme de su personaje. ¿Qué aporta a la ensalada?
Lucía es la que propone la cita para poner las cosas en su sitio, la que lo organiza todo, pero es de esas manipuladoras que caen en su propia manipulación. Está muy loca. Ha perdido 45 kilos y se ve con fuerzas para juntar a sus amigas siete años después.

¿Cuál es el motivo de la separación?
Ocurre algo entre sus hijas. Y la obra es como cuando te encuentras con viejos amigos, que a medida que avanza la conversación aparecen las tensiones y se descubre el pastel. En este caso, las tres se comportan como adolescentes y tienen esa preocupación de ser aceptadas.

¿Hay una moraleja detrás de las risas?
Lo que se plantea la función es que si no maduras, mueres. Por eso, el espectador se parte de risa pero al salir se pregunta: “¿Pero de qué me estaba riendo?”. Tiene mucha crueldad. Y es que precisamente “lastres” hace referencia a todo eso que no te deja avanzar, llevado al extremo.

Y a ritmo de Rafaella Carrá.
Era lo que bailábamos de jóvenes. De ahí que en un momento dado de la función nos pongamos a bailar y sudemos la gota gorda. Es muy heavy.
¿Se parece a Lucía?
No me parezco en nada. Cuando era adolescente sí que es verdad que teníamos puntos en común. Yo también quería formar parte de una panda y que me quisieran, pero ni soy madre ni he sufrido lo que es ser gorda.

¿Qué es lo que le llevó a aceptar el papel?
En primer lugar que se trataba de una comedia y que me apetecía trabajar con Anabel Alonso y Marta Belenguer. Después, que era el segundo texto de Jorge Roelas y el primero me había parecido muy interesante. Este también me lo pareció porque hay muchas funciones que hablan de las relaciones entre hombres y mujeres, pero pocas que tratan sobre los seres humanos hablando de los seres humanos. De lo que les ha ocurrido. También está el toque de la directora Heidi Steinhardt que vino de Argentina. De alguna forma fue un reto para las cuatro. La comedia es muy punki.

En un momento donde viene de estrenar la película venezolana “Cuidado con lo que sueñas”.
Ni la he visto porque no ha llegado a España. También tengo otra pendiente “Casi inocentes” y un texto... Estoy buscando la posibilidad de levantarlo. Ahora es como si estuviéramos entre arenas movedizas: no puedes hablar de lo proyectos ni después de firmarlos. n

“Hay pocas funciones que tratan sobre los seres humanos hablando de los seres humanos”