Un alemán entierra en el jardín de su casa a su esposa

|

La Guardia Civil detuvo ayer a un alemán de 62 años por haber enterrado en el jardín de su casa de Canyamel (Mallorca) el cuerpo de su pareja desaparecida desde agosto. El arrestado argumentó que se la encontró muerta en casa y pensó que nadie creería su versión.

El Instituto Armado imputa al hombre un delito de inhumación ilegal, después de que mostró a los agentes el lugar donde estaba enterrado el cuerpo y les dijo que lo hizo por miedo de que si comunicaba su muerte le culparían.

La hija de Inge Gisela Frefrau Von Stein, que tenía 66 años, denunció que su madre estaba en paradero desconocido el 28 de septiembre, aunque dijo no haber tenido noticias suyas desde el 14 de agosto.

Un alemán entierra en el jardín de su casa a su esposa