El PP registra la ley de reactivación, que prevé nuevos beneficios fiscales

El conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez | ep
|

El PPdeG registró ayer en el Parlamento gallego la proposición de ley de simplificación administrativa y de apoyo a la reactivación económica de Galicia, que prevé nuevos beneficios fiscales y será tramitada por el carácter de urgencia. La previsión es que los grupos debatan su toma en consideración en el pleno de los próximosdías 22 y 23.

Entre los nuevos beneficios fiscales, el conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, que acompañó al portavoz parlamentario de los populares gallegos, Pedro Puy, en su habitual rueda de prensa de los lunes en la Cámara, destacó que contempla una deducción del 100% en el impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados para la adquisición de inmuebles que se encuentren en alguna de las parroquias que tengan la consideración de zonas poco pobladas.

A su lado, Pedro Puy acusó al Gobierno central de “un nuevo ataque a la autonomía” fiscal y en cuanto a las especificidades del derecho civil gallego, relativa a las transmisiones en vida, por una norma que tramita el Congreso para lucha contra el fraude fiscal a la que el PP presentará alegaciones en este aspecto.

En lo relativo a la ley de reactivación, el titular de Facenda insistió en que su objetivo es “eliminar cualquier burocracia prescindible para que la administración se convierta en una aliada y no en un obstáculo para las empresas”, en el actual contexto de crisis. “Simplificar no significa disminuir garantías y protección de los valores medioambientales y culturales”, precisó.

En cuanto a los principales obstáculos, los identificó en relación con la documentación incompleta, falta de asesoramiento individualizado, necesidad de simplificación en la tramitación y solapamientos en informes oficiales.

Por eso, afirmó que “una de las prioridades tiene que ser facilitar la coordinación y actuación de los diferentes órganos” de la Xunta.

 

Implantación de empresas

Otra pieza “esencial” es, según dijo, “dotarse de mecanismos y apoyo financiero y fiscal para fomentar la implantación de empresas” en la comunidad.

Junto a los nuevos beneficios fiscales para iniciativas empresariales que se impulsen en zonas poco pobladas o áreas rurales, y entre otras cuestiones, ha señalado a la creación de “catálogos” por sectores de actividad que recogerán los trámites administrativos exigibles, con formularios y modelos de solicitud y documentación asociados a esos procedimientos.

La ley, según Martínez, también define a los denominados “proyectos tractores” y contempla “instrumentos específicos de financiación” para iniciativas promovidas por “startups”.

En paralelo, busca “mejorar la gobernanza” de los fondos de recuperación. “Buscamos ‘sentidiño’ en la gestión de una oportunidad de financiación con un mecanismo completo e integral de planificación gestión y control”, destacó.

En resumen, valoró una norma “que es necesaria” y “que busca que la administración sea fiable y que las empresas vean en ella una aliada y no un obstáculo”. “Queremos que entre en vigor lo antes posible”, finalizó.

El PP registra la ley de reactivación, que prevé nuevos beneficios fiscales