El “exceso de optimismo” en las cuentas aliviaría su posible prórroga en 2021

10 enero 2020 A Coruña.- El Ayuntamiento aprueba de mabnera inicial los presupuestos para este año, todos los grupos apoyaron las cuentas a excepción del PP, que votó en contra y presentará alegaciones
|

A Coruña avanza en la consecución de un presupuestos municipal para este ejercicio, documentó que ya refrendó el pleno el pasado jueves –solo el PP votó en contra– y que ahora se encuentra a la espera de su publicación en el BOP para abrir el periodo de 15 días de alegaciones.

Las cuentas saldrán adelante, previsiblemente, a pesar de que un informe del interventor considera muchas de las previsiones como demasiado “optimistas” e incluso “excesivas”, circunstancia que ya se dio, por ejemplo, en las cuentas de 2012 cuando era alcalde el popular Carlos Negreira.

El hecho de que los presupuestos municipales hagan sus estimaciones de ingresos al alza provoca que, en caso de ser necesario prorrogarlos si no se aprueban a tiempo los de 2021, haya dinero suficiente.

Con todo, en caso de llegar a esta situación, lo que se prorrogaría serían las partidas iniciales, las contempladas en el presupuesto que el viernes se aprobó de manera inicial y que tendrá que volver a sesión plenaria una vez se presenten y resuelvan las alegaciones –el PP ya anunció que presentará algunas–. Así, los posibles modificados que se puedan hacer a lo largo de este ejercicio no afectarían a la prórroga y cabe destacar, además, que el presupuesto no se ejecuta al 100% en la ciudad desde hace años. 

Reparos 
Uno de los aspectos que el informe del interventor considera que cuentan con “unha estimación lixeiramente optimista” es el relacionado al Impuesto de Bienes e Imuebles (IBI) de características especiales, que registra 3,42 millones de euros.

Tal y como indica el funcionario, el comportamiento de este último impuesto en la liquidación de 2015, que supuso derechos netos por importe de 3,6 millones de euros, así como la liquidación del 2016 con 3,2 millones de euros; 3,27 millones en la de 2018 y los 3,32 del pasado año, “permiten apreciar unha estimación lixeiramente optimista na previsión feita este imposto”, destaca.

El Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) también es un hecho a destacar por el interventor, debido a que en el pasado 2018 el importe previsto fue de 12,22 millones de euros –en 2017 fue de 10,76 millones y en 2016 se liquidaron derechos por importe de 11,53 millones–. En 2018 se contabilizaron derechos por importe de 10,48 millones y en 2019 ascendió a 10,48 millones, por lo que habla de “exceso de previsión”.

La inestabilidad del Impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO) también aparece en el informe realizado por el funcionario municipal. En el 2018 este tributo liquidó 3,40 millones, el pasado año 3,25 y la previsión para este 2020 es de 3,6 millones de euros. Con todo, el interventor destaca que a pesar de que la evolución podría justificar el aumento de las expectativas, hay que tener en cuenta que este impuesto “é moi volátil, o que recomenda sempre unha prudencia na súa orzamentación”.

Así, para este impuesto y para el del Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana –para el que recomienda hacer las “previsiones más prudentes posibles”–, el informe afirma que “resulta difícil” realizar un cálculo razonable y ajustado debido al alto grado de “incertidume económica existente”. 

Multas 
Uno de los aspectos destacados en el pleno de hace dos días por los populares fue que este sería el año del “multazo”, debido a que la subida de las sanciones de tráfico y de otra naturaleza es la más significativa de las tasas municipales. Para este año, se estiman en 8,1 millones los recaudados en este capítulo, la cifra más altas de los últimos cinco años.

“A subida prevista para o 2020 si parece coherente coa evolución das liquidacións pero a propia natureza do ingreso recomenda unha maior prudencia na súa consignación porque temos que recordar que este ingreso responde á esixencia de responsabilidades por incumprimento de ordenanzas, o cal pode ter certa volatilidade segundo o comportamento da cidadanía e o nivel de esixencia de responsabilidade polos servicios municipais encargado da función de control e policía”, destaca el interventos.

A pesar de estos reparos en algunos de los capítulos del presupuesto, el funcionario municipal destaca que el presupuesto de 2020 “cumpre co obxectivo de estabilidade orzamentaria de déficit cero”, por lo que respalda su equilibrio. 

Una vez quede aprobado de manera definitiva, el documento se pondrá a disposición del público a efectos informativos hasta la finalización del ejercicio.

El “exceso de optimismo” en las cuentas aliviaría su posible prórroga en 2021