Amigos dos Ríos de Betanzos alerta de “inseguridades” en la navegación

El río Mandeo, a la altura de la curva do Espello, entre el casco urbano y Os Caneiros | ec
|

Como cada año, el ascenso de las temperaturas anima a los betanceiros a asomarse a los ríos y, en algunos casos, a iniciar la puesta a punto de sus embarcaciones de cara a la temporada estival y las romerías de Os Caneiros.
Una parte importante de estos ciudadanas lo hace con el valor añadido del respaldo estructural de un colectivo organizado como ARBE (Amigos dos Ríos de Betanzos) que, por enésima ocasión, apremia públicamente a los organismos con competencia en la materia –Augas de Galicia, Demarcación de Costas en A Coruña y Ayuntamiento de Betanzos– a iniciar el acondicionamiento de los cauces navegables, “a comezar este mes de maio ca limpeza e desbroce de ramas é árbores que invaden Mandeo y Mendo”.
En los últimos años, ARBE registró escritos en las distintas administraciones “para que teñan en conta esta necesidade de mantemento”, dados los riesgos e “inseguridades” que estos obstáculos entrañan para las embarcaciones y, sobre todo, para las personas que durante los meses de primavera y verano disfrutan del paisaje de Mandeo y Mendo.

Inicio
Así, “sabedores de que os servizos de desbroce están comenzando a temporada limpando camiños e cunetas, nós, como colectivo de armadores de Betanzos, recordamos que os ríos son os nosos camiños, e por isto tamén deben estar libres de ramas no seu cauce navegable”, precisaron desde la directiva de ARBE.
Con todo, si bien reconocen la dedicación y las acciones desarrolladas desde Protección Civil de Betanzos, “aínda é moi pouco en comparación as ramas que inda invaden ó cauce navegable” pues, la “vuelta” a los ríos mostró las carencias que, a estas alturas, a menos de cuatro meses para la primera gran jira a Os Caneiros, presentan el Mendo y el Mandeo.
Desde la asociación apuntaron, entre otras cuestiones, a la oportunidad de retirar cuanto antes los restos depositados a lo largo de los ríos brigantinos después de la acumulación de lodos y ramas arrastrados durante el pasado invierno, incluso desde los municipios más interiores de la comarca, como Coirós, Paderne, Oza-Cesuras o Aranga.
Una reivindicación que desde ARBE extienden a los propietarios de embarcaciones y fondeos que, habiéndose desplazado por las corrientes, bloquean el paso, y a los que solicitan que retiren lo antes posible los obstáculos que se encuentran ocupando los distintos canales de navegación, incluida la ría de Betanzos. l

Amigos dos Ríos de Betanzos alerta de “inseguridades” en la navegación