Educación, Sanidade y Benestar se llevan el 78% de los presupuestos

El Ideal Gallego-2013-10-20-024-d1fbd80b
|

Las consellerías de Sanidade, Educación y Benestar verán reducidos sus presupuestos para 2014 según las cifras presentadas ayer por Facenda, si bien caen menos que el resto de departamentos en unas cuentas que prevén una inversión en gasto social del 78% del total.
La conselleira de Facenda, Elena Muñoz, entregó ayer los presupuestos a la presidenta del Parlamento, Pilar Rojo, y posteriormente compareció ante la prensa para abordar los principales números de estas cuentas.
De ellas, Muñoz destacó que las consellerías de Sanidade, Educación y Benestar son las que “menos bajan”, un 0,6%, un 1% y un 1,9%, respectivamente, y las que “más peso” tienen en las cuentas de la Xunta, incluso sobre la de Infraestruturas porque Galicia “prioriza el gasto social” a las inversiones en esta materia, según indicó.
De todos modos, la conselleira sostuvo que en 2013 fue la segunda comunidad con más gasto en inversión pública, y en 2014 de todas las que han presentado sus cuentas es la que “más dedica” a este concepto.

al lado de quien lo necesita
“El Gobierno gallego va a estar al lado de los que más lo necesitan”, dijo Muñoz.
En este sentido, recordó que el 78% del gasto total lo será en el área social, casi diez puntos más que en 2009, y 351,2 millones, un 10,2% más que en 2013 y un 92,9% más que hace cinco años.
Así, está prevista una inversión de 278,2 millones en dependencia (2,2% más que en 2013 y un 102,1% más que en 2009); 39,7 en la Renta de Integración Social (7% y un 74,5% más); 28,8 en comedores escolares (un 0,9% y un 53,5% más) y 4,5 en emergencia social (la misma cifra que el pasado año pero un 53,5% más que hace cinco).

aumenta la deuda
Las cuentas de la comunidad registran un incremento del endeudamiento, aunque menor que la media nacional, y un descenso de los ingresos financieros y también no financieros, mientras que el gasto corriente se mantiene.
En el escenario presupuestario se contempló un techo de gasto de 8.456 millones en su presentación en el Consello da Xunta del pasado agosto, aprobado después por el Parlamento, si bien finalmente las cuentas contemplan 8.391 millones, 89 millones menos que en 2013, lo que es un descenso del 1,1%.
Según Muñoz, esta es la “menor bajada” desde el inicio de la crisis, lo que supone la “estabilización” de las cuentas, y desde la presentación del techo de gasto las previsiones macroeconómicas para Galicia se han visto “mejoradas”, dijo tras recordar las relativas al crecimiento del PIB del 0,6% al 0,8%, y de la tasa de paro del 22,2% al 21,7%.
En definitiva, según Muñoz, son unos presupuestos “equilibrados y comprometidos con los que más lo necesitan” y con los que la Xunta aspira a lograr la recuperación económica y superar la recesión, pues contemplan una gestión “prudente, eficiente y responsable de los recursos públicos”.
El próximo año Galicia afrontará retos importantes, continuó la conselleira, con rigor financiero y planificación económica para “salvar” la crisis en una posición de menor recesión y paro que España, con unas cuentas “equilibradas y comprometidas” con la estabilidad presupuestaria y “los que más lo necesitan”.

en Mejor situación
Ello permite a Galicia tener “menos déficit, menos deuda, menos paro y menos recesión” y estar en una “mejor” situación económica que el resto de comunidades.
El escenario financiero prevé un crecimiento del PIB en 2014 del 0,8% y una tasa de paro del 21,7%, recordó, y dijo que este es el “principal problema” de Galicia pero también su “principal prioridad”.
El déficit público gallego es “sensiblemente inferior” al resto de comunidades, sostuvo Muñoz, pues ocupa el segundo puesto en cuanto al acumulado desde 2009, y el endeudamiento asciende pero menos, pues es la tercera en la que menos creció (3,5% en 2013 frente a más del 5% de la media) desde el cuatro trimestre de 2008.
La conselleira vinculó este incremento sobre 2013 al pago de gastos financieros.
Asimismo, la titular de Facenda cifró en 636 millones de euros las necesidades de financiación para el próximo ejercicio y trasladó su aspiración de reducir el gasto corriente.
En total, el gasto no financiero se sitúa en 8.390,5 millones y los ingresos no financieros en 7.754,5 millones, un 2,9% menos que en 2013, lo que supone 229,6 millones menos.
También indicó Muñoz que los presupuestos incluyen beneficios fiscales para familias y empresas por 306 millones, de los que el 90% repercute en el área social, agregó.  Ejemplificó esta afirmación en que 172 millones corresponden a beneficios fiscales en tasas y precios públicos, 88 al Impuesto de Sucesiones y 22 en el IRPF, ámbito en el que recordó la rebaja para las rentas más bajas anunciada por Feijóo.
Además, se incrementa la deducción por nacimiento o adopción a 360 euros, un 20% más, y por cuidado de hijos menores a 400 euros.
En cuanto a los beneficios fiscales para la reactivación económica en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales, se incluye en el campo de la primera concesión o autorización administrativa en energías renovables la deducción del 92,5% en la modalidad de transmisiones patrimoniales onerosas.
En el de Sucesiones se facilita la sucesión para empresas individuales y negocios profesionales y en la gestión tributaria se refuerza la lucha contra el fraude con la estimación de recaudar 50 millones.
En cuanto al impuesto de hidrocarburos, que se destinará a la sanidad, Galicia se equipara al resto de comunidades en este ámbito del que excluyó a profesionales y combustibles agrícolas, pesqueros y calefacción, por lo que “no se penalizan los sectores productivos”. n

Educación, Sanidade y Benestar se llevan el 78% de los presupuestos