Formoso reconoce que el PSOE no quiere recuperar la alcaldía de A Coruña “de cualquier manera”

La nueva Ejecutiva provincial socialista se hizo una fotografía de familia | pedro puig
|

El deseo del PSdeG-PSOE de volver a gobernar en A Coruña nunca ha sido un secreto. Sin embargo, ayer el nuevo secretario general del partido en la provincia, Valentín González Formoso advirtió de que esa escalada no se hará a cualquier precio, cuando hablaba de las relaciones del grupo municipal con el actual equipo de Gobierno. El líder de la formación también habló de la situación de la Ejecutiva local pero centró su discurso en cuestiones como la necesidad de llegar a un acuerdo sobre la ampliación de la avenida de Alfonso Molina.
La de ayer fue una jornada intensa para Valentín González Formoso, que a través de la emisora Radio Coruña señaló el interés por “reponer al PSOE en la alcaldía de A Coruña pero no de cualquier manera”. Así lo advirtió al hablar del apoyo que ha brindado el partido para sacar adelante los presupuestos municipales de 2018. El mandatario subrayó que el PSOE es un “partido para gobernar” que no podía permitir que la ciudad estuviese sin una hoja de ruta económica.
Insistió en que hay que centrarse “en aspectos importantes como que la ciudad tenga presupuesto”. “El acoso y derribo es una fórmula que no ve bien, apoyamos con una fórmula constructiva y cuando no apoyamos algo lo hacemos con la abstención o el voto en contra pero siempre de manera constructiva”, remarcó.

Además, afirmó que su relación con los representantes de Marea Atlántica es buena, al igual que ha ocurrido con el BNG en la Diputación. De este llegó a decir que aunque no fuese necesario un pacto para gobernar tras las próximas municipales, los nacionalistas deberían seguir formando parte del Gobierno provincial por los buenos resultados que está dando la colaboración.
La solución, de cualquier parte
Interrogado sobre los distintos atrasos en el proyecto de ampliación de Lavedra mientras Vigo y Santiago han estrenado accesos mejorados, Formoso reconoció notar los atascos en la avenida.
“Lo que percibo es que hay demasiada confrontación y lo que decía es que al Gobierno local no debe llegarse de cualquier manera porque por encima de los partidos están las necesidades ciudadanas”, avisó, al detectar más una confrontación partidista.
Lo básico en A Coruña es “centrarse en los accesos más allá de quien proponga la solución”. Tanto el Ministerio de Fomento como el Gobierno local pueden asumir las propuestas del otro, dijo.
Del área metropolitana lamentó que la ciudadanía no tenga todos los datos necesarios para analizar si la figura en general es positiva o negativa. No obstante, piensa que puede percibir que una unión es buena porque “cuanto más grandes seamos más fuerza tendremos”. “A Coruña va más allá del puente de A Pasaxe pero no se pueden generar artificialidades y llegar a cualquier sitio”, aclaró, aunque zanjó el tema asumiendo que todo lo que suponga optimizar los recursos existentes “es positivo”.

Formoso reconoce que el PSOE no quiere recuperar la alcaldía de A Coruña “de cualquier manera”