La Torre de Hércules se viste de azul para celebrar su octavo año como patrimonio mundial

Copia de el ideal gallego-2017-06-27-013-e65f7f4d
|

Fue tal día como hoy, pero hace ocho años. Los coruñeses ya lo sabían, y muchos turistas también, pero desde el 27 de junio de 2009 la Torre de Hércules entró en la elitista categoría de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Para celebrar su octavo aniversario como patrimonio mundial ayer el faro se vistió de color azul.


Fue el primero de los actos previstos para conmemorar el nombramiento de la Torre de Hércules, que seguirán durante toda la semana con actividades organizadas por el Ayuntamiento y en las que los grandes protagonistas serán los más pequeños.


Así, desde el jueves y hasta el sábado, se celebrarán en el entorno del gran faro romano diversos talleres de cómic, marioneta y sombras chinas, para las que hay un total de 45 plazas y es preciso una inscripción previa. 


Estos talleres están dirigidos a los niños hasta doce años y son gratuitos previa inscripción en talleresinfantilescoruna@gmail.com. Cada participante se puede inscribir en un único taller, ya que cada uno cuenta con solo quince plazas disponibles. 


De este modo, el jueves será el turino del cómic, de 18.00 a 19.30, en los que los niños podrán aprender este lenguaje a través de ejercicios de dibujo. 


El viernes, y a la misma hora, empezará “Titiritarium”, un taller de marionetas de papel en el que los niños construirán muñecos inspirados en la época romana de la que data la Torre de Hércules. Por último, el sábado, de 11.00 a 14.00 horas, los niños cooperararán en la construcción de un teatro de sombras chinas en las que el faro será el protagonista.

La Torre de Hércules se viste de azul para celebrar su octavo año como patrimonio mundial