Casi 600 niños se quedaron sin plaza en la red local de escuelas infantiles

04 septiembre 2014 / 20 mayo 2015 página 3 A Coruña.- Los alumnos de la escuela infantil Os Cativos disfrutaron ayer del primer día del curso
|

Conseguir una plaza de nuevo ingreso en la red de escuelas infantiles de la ciudad se convierte cada año en una odisea para cientos de familias. De cara al próximo curso, serán un total de 583 familias las que tendrán que hacer uso de otro tipo de establecimientos o de la ayuda familiar para hacerse cargo de los pequeños menores de tres años. Esa es la cifra de niños que se han quedado fuera de la red pública municipal, una vez finalizado el proceso de matrícula en los nueve centros que gestiona el Ayuntamiento.
El exconcejal de Educación, Francisco Mourelo, explicaba hace poco más de un mes, con las adjudicaciones de plaza aún provisionales, que la lista de niños que no habían conseguido ser admitidos se reduciría en el periodo de inscripción. Y lo ha hecho, pero esa aseveración solo es cierta si se atiende a las cifras de nuevo ingreso en el primer curso. Es decir, los menores que han nacido este año 2015. Para ellos, se ofertaban un total de 126 plazas y se recibieron un total de 212 solicitudes, por lo que 86 pequeños del tramo más bajo se han quedado fuera; una cantidad relativamente más pequeña que hace unas semanas.
El responsable de Educación hasta hace unos días explicaba entonces que estas cifras variarían, como ya había sucedido otros años, debido a los cambios de escuela la hora de realizar la matrícula definitiva. Y también, decía Mourelo, todas aquellas familias que habían solicitado una plaza en la red de escuelas de la Galiña Azul, dependiente de la Consellería de Benestar, y se les había concedido, dejaban una plaza libre en os centros municipales.
En total, la red tiene una oferta de cerca de 800 plazas de las que algo más de la mitad eran para alumnos de nuevo ingreso y que se han cubierto para el próximo curso que arranca en el mes de septiembre.

las más demandas
La diferencia de plazas y de solicitudes es notable entre unas escuelas y otras. Entre las más demandadas, con mucha diferencia, se sitúan los centros Arela en Elviña y Carricanta, en Os Castros. En la primera, los no admitidos alcanzan loas 141, mientras que en la segunda, esa cifra se queda en 113.  
Los que lo han tenido más fácil para conseguir hacerse un hueco en estos centros son los que pertenecen al tramo más bajo, los niños de 0 a 1 años, ya que son donde más admisiones se han registrado.
Para el próximo curso la red de escuelas infantiles integradas se amplía con la incorporación de dos nuevos centros y tiene ya una estructura de nueve dotaciones: A Caracola, Arela, Carricanta, Os Rosales, Luis Seoane, Monte Alto, Os Cativos, Carmen Cervigón y Agra do Orzán.
Las familias pagan entre 49 y 250 euros al mes en función de la renta por la asistencia básica. A partir de ahí se suman los complementos alimentarios, como el comedor, la hora de la merienda o el desayuno, y se pueden añadir horas de estancia más allá de las seis que se ofertan todos los centros.  n

Casi 600 niños se quedaron sin plaza en la red local de escuelas infantiles