Una excavadora entra por primera vez en la croa del castro de Elviña

La presencia de esta máquina sorprendió a vecinos y expertos | pedro puig
|

Una excavadora irrumpe estos días en el castro de Elviña dentro del proyecto de consolidación del yacimiento que comenzó en octubre. Desde el Ayuntamiento aseguran que esta presencia en la croa (el recinto central, más elevado) es algo habitual cuando se trata de recuperar este tipo de construcciones y que su naturaleza es ligera. La utilizan para mover y transportar la piedra y tierra que están retirando para que la construcción aparezca limpia en el paisaje.
Sin embargo, el que dirigió los trabajos durante dos decenios, José María Bello, afirma que en ningún caso es normal que se empleen estos vehículos y que en el proyecto está prohibido, salvo que lo autorice la dirección facultativa, otro punto que incumple el Gobierno local, ya que según el experto, “no hay director al frente, una persona que tiene que ser ingeniero o arquitecto y su ausencia provoca que se llevan a cabo barbaridades como esta”. Bello señala que los arqueólogos consideran el uso de maquinaria una “salvajada” y que “hasta ahora no se vio jamás una excavadora en la croa”, el alto del castro que despejó el equipo de Felipe Senén en 1985. Para el especialista, “son las prisas y las ganas de presentar algo bonito aunque sea rápido” los motivos para introducir algo más que a profesionales con aperos. Desde el Ayuntamiento, recuerdan que la actuación afectará a 6.300 metros cuadrados y que están en todo momento supervisados por el arqueólogo municipal con el objetivo de “dignificar, despois de décadas de esquecemento, un dos castros máis monumentais do norte de Galicia”.

Mal planteamiento
Para el licenciado en Geografía e Historia, el proyecto que se encuentra en una primera fase, está mal planteado desde el principio ya que partió de cero, como si la actuación a licitar no formase parte de un proceso de amplio recorrido iniciado mucho antes, en los años 40 “y concretado con toda claridad y precisión en el convenio de 2008”. Tal y como explica, no solo se planea la realización de unidades de obra no contempladas, sino que llega a proponer la demolición de otras ejecutadas años atrás, “precisamente las que fueron calificadas de ejemplares y que sirvieron de base argumental para el informe del Ministerio de Cultura que posibilitó la financiación concedida por la Comisión Mixta Interministerial para el 1% cultural”.
Bello tacha el texto del plan de confuso ya que según la página es de excavación, consolidación, reintegración, demolición o de puesta en valor.

Una excavadora entra por primera vez en la croa del castro de Elviña