El rector ve “difícil” cumplir las exigencias europeas sobre becas internacionales de cara a 2020

el rector se reunió ayer en a mastranza con yolanda díaz, portavoz de age quintana
|

A falta de que los números lo confirmen, el Rectorado ya avanzaba hace días que el número de solicitudes en las becas Erasmus de cara al próximo curso se reduciría drásticamente. La convocatoria se cerraba el pasado jueves y, de cumplirse las previsiones de la vicerrectora de Relaciones Internacionales, Natalia Álvarez, no llegarían a cubrirse ni un 40% de las plazas. Para el presente curso, la oferta de plazas alcanzaba las 1.500, similar a la de la convocatoria del próximo año. De acuerdo a las malas expectativas del Rectorado, el porcentaje podría reducirse incluso más.

Más de la mitad de las plazas quedarán desiertas en la próxima convocatoria

En este contexto, será difícil para la entidad académica conseguir el la tasa del 20% de estudiantes el movilidad internacional que fijan las directrices europeas. Según recordó el propio rector durante el acto de bienvenida a los alumnos extranjeros que cursarán sus estudios este cuatrimestre en la Universidad, Antes de 2020 todas las universidades deberán alcanzar dicho objetivo, según marca la Unión Europea.

 

objetivos

Armesto ve, ante esto, un contexto económico que dificulta esta consecución de metas y aboga el rector por que “no se cercenen los programas de movilidad internacional”. A este respecto también se pronunciaba la vicerrectora Álvarez, que lamentaba la pérdida de las becas nacionales Séneca, suprimidas por el Ministerio de Educación para el próximo curso. “Los que pierden, como siempre, son los estudiantes que quieren mejorar su formación”, explicaba la responsable académica de Relaciones Internacionales.

En el campo de la consecución de objetivos, el rector recordaba que la Universidad coruñesa se encuentra abordando “un ambicioso plan de internacionalización”, aunque lamentó que la coruñesa, como el resto de las entidades españolas, apenas alcance un 1% de estudiantes de títulos de grados que concurren a las convocatorias internacionales.

Señaló Armesto que hay “un gran margen en el que avanzar”, hasta conseguir igualar el 6% actual de la OCDE.

El rector ve “difícil” cumplir las exigencias europeas sobre becas internacionales de cara a 2020