El comite de Alcoa alerta de la amenaza de cierre por la rebaja de bloques en la subasta eléctrica

28 junio 2015 / 29 junio 2015 página 13 A Coruña.- Operarios de Alcoa piden estabilidad en la tarifa eléctrica con una marcha a Santiago El alcalde, Xulio Ferreiro, y el edil de Economía, Alberto Lema, Iniciaron la marcha
|

Los empleados de Alcoa en A Coruña han lanzado la voz de alarma ante el peligro de cierre de la factoría una vez conocidos los términos de la subasta eléctrica que comienza mañana, lunes.
El Ministerio de Industria saca a subasta finalmente ocho bloques de 90 megavatios a pesar de que se podían sacar hasta 13, por lo que consideran insuficiente la oferta. 
Esta situación provocará, según los trabajadores, que no haya suficiente energía para las grandes industrias demandantes, por lo que el comité de empresa anuncia movilizaciones contundentes.
Los trabajadores recuerdan que el Gobierno, que preside Mariano Rajoy, se comprometió a estudiar un cambio en el modelo de subasta que finalmente no se ha producido.
Acusan a Industria de primar un sistema que favorece a las eléctricas y aumenta los costes de la energía para las grandes industrias que quedan en situación de inferioridad respecto al exterior a la hora de competir. 
El presidente del comité de empresa de A Coruña, Juan Carlos Corbacho dice que esta situación les coloca ante el abismo.
“Para este ministerio la creación de un nuevo modelo energético a semejanza de otros países europeos para evitar la deslocalización de la gran industria de España y la pérdida de miles de empleos, parece menos importante que el salvaguardar los márgenes de beneficio de las empresas energéticas”, indica Corbacho.
Los trabajadores piden a la dirección de Alcoa que la factoría de A Coruña, con 400 trabajadores afectados, puje individualmente. 
Recuerdan que el año pasado la compañía no pujó con fuerza desde el principio y que primó a otras plantas del grupo colocándoles ya al borde del cierre. El presidente de Alcoa España, Rubén Bartolomé, declaraba esta misma semana que los resultados de las factorías de las ciudades de A Coruña y Avilés hacen difícil su viabilidad. 
El proceso de la subasta finaliza el cuatro de septiembre. Tras la subasta de los grandes bloques de electricidad comenzará la subasta de bloques más pequeños donde también puede concurrir la multinacional.
Por su parte, los trabajadores anuncian que continuarán con sus movilizaciones para reclamar que se elimine el sistema de subasta anual y se acometan los cambios necesarios para ir a un escenario “eléctrico más estable y justo”.

El comite de Alcoa alerta de la amenaza de cierre por la rebaja de bloques en la subasta eléctrica