Portugal invertirá 2.000 millones de euros en conexiones de tren con España

Varias personas esperan el tren en la estación de Cais do Sodre en Lisboa (Portugal). EFE/Archivo
|

Los 1.000 millones de la línea entre Sines y Caia (junto a Badajoz), los 900 del corredor entre Aveiro y Vilar Formoso (próximo a Salamanca) y los 145 millones de la vía que mejora los accesos a Galicia son tres de las inversiones ferroviarias más relevantes que ha confirmado el Gobierno portugués.

En un documento oficial divulgado hoy, el Ejecutivo desgranó los proyectos que pretende ejecutar hasta 2020 para fortalecer las infraestructuras del país y dotarle de un perfil más exportador y turístico.

Para el tramo de tren entre el puerto de aguas profundas de Sines y Caia, que prevé estar listo hasta 2020, se dedicarán entre 800 y 1.000 millones de euros en varias mejoras y en la construcción de líneas entre Sines y Grándola Norte, y Évora y Caia con paso por Elvas, junto a la frontera española con Badajoz (Extremadura).

Se prevé además que este corredor, consagrado a mercancías y a pasajeros, sea compatible con el ancho de vía de España y pueda acoger trenes con hasta 750 metros de longitud.

El trecho ferroviario que conectará el puerto de Aveiro (a unos 60 kilómetros de Oporto) con Vilar Formoso, cerca de la ciudad española de Ciudad Rodrigo (Salamanca), absorberá 900 millones para asegurar, entre otras medidas, la compatibilidad de ancho de vía con España con la meta de fomentar el tráfico de mercancías.

Como en el tramo Sines-Caia, esta línea deberá estar concluida para 2020 como fecha límite y tendrá capacidad para trenes con hasta 750 metros de longitud.

En el norte, la línea del Miño contará con una inversión de 145 millones destinados a mejorar el transporte de mercancías y el de pasajeros entre el norte de Portugal y la vecina Galicia.

Entre los tramos que se reformarán hasta 2020 destaca el de Nine y Valença do Minho, que será electrificado.

Este tramo, cuyas intervenciones se desarrollarán de acuerdo con las autoridades españolas, tendrá un ancho de vía compatible con el del España y acogerá también trenes de hasta 750 metros de longitud.

De las inversiones ferroviarias (casi la mitad del total de 6.067 millones de euros ya anunciados para infraestructuras en general), habrá 55 millones dirigidos a mejorar la línea del turístico Algarve portugués con la electrificación de tramos hasta la frontera española de Huelva.

Asimismo, el Gobierno confirmó actuaciones en la ribera del Duero, también hasta la frontera española con Castilla y León.

Con el objetivo de corregir su trazado de forma que permita navegar a barcos de mayor calado, tanto con fines turísticos como comerciales, se invertirán 50 millones de euros, mientras que se dedicarán otros casi 24 millones en mejorar los embalses.

Entre las inversiones en puertos, destacan los 200 millones dedicados a la construcción de una nueva terminal de contenedores en Leixoes (junto a Oporto) y los 50 millones para un terminal de cruceros, también en Leixoes.

El Ejecutivo sufragará las obras con 1.400 millones de euros de fondos públicos, 2.828 millones de fondos de la UE y 1.880 millones procedentes de privados.

Portugal invertirá 2.000 millones de euros en conexiones de tren con España