Sada-Meirás cerrará en agosto para no gastar en vigilancia durante la estancia de los dueños

|

El Ideal Gallego-2011-07-15-019-29d9c0c8

daniel romero > sada

  La Xunta ha decidido que durante el mes de agosto el Pazo de Meirás no reciba visitas. Y lo hace con el objetivo de ahorrar costes en seguridad, ya que la empresa que se encarga de gestionar los recorridos por las estancias de este Bien de Interés Cultural (BIC), propiedad de la familia Franco, planteó la opción de reforzar la vigilancia contratada debido a que en dicho mes “las visitas tendrían que compaginarse con la posibilidad de que el pazo estuviera habitado”.
Ese refuerzo llevaría consigo, como indicaron fuentes de la Consellería de Cultura e Turismo, “un importante incremento” en los costes de seguridad durante las jornadas de apertura al público, por lo que el departamento dirigido por Roberto Varela optó por “pechar un calendario de visitas específico para o verán” en el que no se aumenta el gasto en este campo y permite, de la misma manera, “aumentar tanto o número de xornadas de apertura do BIC como as quendas de visitas por día”.
Este calendario se puso en funcionamiento el pasado 23 de junio y terminará el 16 de septiembre. Consiste en que, en lugar de abrir únicamente los viernes, se hará también los jueves y, en ambas jornadas, con un turno más. Es decir, a los cuatro horarios establecidos desde el primer día que se visitó, el pasado 25 de marzo, se le unirá uno nuevo.
Así, durante este período estival –casi dos meses quitando agosto–, el Pazo de Meirás se abrirá un total de 17 días, lo que hará un total de 85 turnos, que son 33 más de los inicialmente previstos, lo que hace además que el número de personas que visitarán el inmueble supere en más de medio millar al plan original.
De todos modos, el 23 de septiembre ya se volverá a los cuatro turnos de los viernes.

Descongestión > La medida adoptada por el Ejecutivo autonómico permitirá de igual manera “desconxestionar en gran parte a alta demanda” que existe para visitar el pazo.
Al respecto, la Consellería de Cultura e Turismo afirmó que la entrada de un día más a la semana ha hecho que se recoloquen a muchos visitantes, que han podido ver la que fuera residencia veraniega del dictador Francisco Franco antes de la fecha que les fue asignada en un principio.
Estos cambios han sido siempre consensuados con los propios visitantes para que no perdieran la posibilidad de acudir, ya que la demanda, como apuntaron en la Xunta, supera ya este año, por lo que los que se quieran apuntar ahora deberán esperar a 2012.


 

Sada-Meirás cerrará en agosto para no gastar en vigilancia durante la estancia de los dueños