Un derrumbe en una obra obliga a plantear el realojo de más de 30 familias en la avenida de Finisterre

El desprendimiento en el solar de Rey Abdullah amenazó a dos edificios de la avenida de Finisterre | pedro puig
|

Durante la madrugada de ayer se produjo un derrumbe en una obra que se está llevando a cabo desde hace meses en la calle del Rey Abdullah, paralela a la avenida de Finisterre. El incidente obligó a los servicios municipales de Ruinas a examinar de urgencia los daños y “consideró necesario, aínda que non urxente”, realojar a las más de 30 familias afectadas, residentes en los números 76-78 y 80-82. Sin embargo, desde la empresa constructora, Desarrolla, señalaron que el realojo es voluntario porque no existe ningún peligro, y que solo una parte de los afectados decidieron instalarse en el hotel Riazor, mientras que otros recurrieron a familiares y el resto, decidieron permanecer en sus casas.

Tanto los técnicos de Ruinas como los de Desarrolla coinciden en señalar que el importante derrumbe de las paredes del aparcamiento comunitario (el edificio tiene tres sótanos) se debió a las fuertes precipitaciones de estos días. En todo caso, los cascotes cayeron sobre una excavadora, con un estrépito que escucharon muchos vecinos. “Hizo un ruido estupendo”, señaló una residente el portal 76-78. Durante la mañana, muchos de los afectados que se encontraban en el trabajo ignoraban lo ocurrido, y Desarrolla se encargó de ponerles en antecedentes.

Ahora tendrán que acometer los trabajos de retirada de los escombros y de consolidación de la pared, lo que puede llevar varias semanas, según la estimación municipal, aunque desde la empresa aseguran que es demasiado pronto como para fijar un calendario o para determinar cuántos se realojarán finalmente.

Un derrumbe en una obra obliga a plantear el realojo de más de 30 familias en la avenida de Finisterre