Un centenar de voluntarios se unen a la campaña de Abanca para plantar 6.000 árboles

Un grupo de voluntarios participan en la acción de regeneración forestal en la zona de Coruxo | salvador sas (efe)
|

Más de un centenar de personas participaron ayer en Coruxo (Vigo) y A Mezquita (Ourense) en la campaña de reforestación puesta en marcha por Abanca, “Unha árbore nova”, que arranca con la plantación en esta jornada de 1.000 árboles y que tiene el objetivo de plantar un total de 6.000 para ayudar a recuperar las zonas quemadas por los incendios de mediados de octubre.

Con la actividad de ayer da comienzo la segunda fase de esta iniciativa, tras la llevada a cabo en Navidad, cuando la entidad realizó una acción solidaria en sus oficinas por la que fue donado un árbol por cada uno de sus empleados y se recaudaron fondos para adquirir el resto.

Así lo trasladó Gonzalo Mora, del departamento de Responsabilidad Social Corporativa de Abanca, quien explicó que esta iniciativa se desarrollará durante varios fines de semana. El primero de ellos ayer, en el que se plantarán un total de 1.000 árboles entre Coruxo –600 ejemplares– y A Mezquita –otros 400–.

Calendario
Después, la actividad llegará el próximo fin de semana a la parroquia de Chandebrito, en Nigrán (Pontevedra), y A Coruña; y la siguiente será en el mes de abril en Ourense, y “probablemente” en Lugo. Tras ello, la campaña de reforestación se reanudará en otoño –octubre o noviembre– por cuestiones técnicas, para que las condiciones sean “otra vez propicias” para la plantación.

Mora indicó que estos lugares fueron escogidos por tratarse de “las zonas más damnificadas” por los incendios de octubre, pero también se incluyen otras zonas “no tan damnificadas, como A Coruña”, para “darle la oportunidad a la gente que quería colaborar con la campaña de contribuir a la reforestación de Galicia”.


En cuanto a los árboles, señaló que la replantación se realiza con especies autóctonas, “que son las que tienen que estar y las que dificultan después que, cuando hay un problema de incendio, se propague”. En concreto, van a plantar castaños, cerezos, fresnos, pinos y robles.

El presidente de la Comunidad de Montes de Coruxo, Antonio Ocampo, ha comunicado que en los fuegos de mediados de octubre ardió el 90 por ciento de la superficie forestal de este entorno, ocasionando unas pérdidas económicas de 1,6 millones de euros. No obstante, apuntó que “el problema y lo más importante es que hay que pensar en el cambio climático”.


Pese a todo, remarcó que “afortunadamente” en este monte ya habían apostado por plantar especies de frondosas en 70 de las 247 hectáreas del lugar, las cuales resisten mejor el fuego y que, aunque se vieron afectadas por los incendios de octubre. En cuanto a la acción de ayer, subrayó que esta “plantación es un ejemplo bueno a seguir, porque es muy importante para que los montes recuperen su situación”.

Un centenar de voluntarios se unen a la campaña de Abanca para plantar 6.000 árboles