España continúa entre las peores tendencias económicas de la OCDE

España cuenta con uno de los indicadores que anticipan cambios económicos más bajos, según la OCDE | Ep
|

Los indicadores compuestos avanzados que señalan por anticipado cambios en el ciclo económico cayeron en noviembre de nuevo para España y se sitúan entre los más bajos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

La estadística de noviembre bajó un 0,16% para España y se quedó en 94,43 puntos, muy lejos por debajo del nivel 100 que marca la media de largo plazo, indicó ayer la OCDE en un comunicado.

Es el quinto mes seguido de caída y solo hay otro país de la organización (entre aquellos para los que existen datos actualizados) que tiene un indicador más bajo: Islandia con 93,92 puntos.

La OCDE puntualizó que si bien el impacto de las medidas de confinamiento de este otoño quedaron bien integrados en las cifras, puede que las noticias positivas recientes sobre las vacunas no lo estén todavía, de forma que toda interpretación hay que hacerla con cuidado.

En términos generales, los indicadores continuaron mejorando en las grandes economías el mes pasado después del hundimiento que sufrieron al comienzo de la crisis del coronavirus, pero el ritmo de progresión o la evolución difiere entre ellos.

Hubo ascensos significativos en Estados Unidos (0,23% a 98,88 puntos), en Japón (0,20% a 99,56 puntos) o más todavía en Canadá (0,26% a 99,98 puntos).

En la zona euro, los principales países tuvieron movimientos menos marcados, con un ascenso en Alemania (0,05% a 99,96 puntos) y reducciones en Francia (0,08% a 97,41 puntos) e Italia (0,06% a 98,90 puntos).

Sobre el Reino Unido, que tuvo una disminución de 0,06 % a 98,67 puntos, la OCDE hizo notar que es el tercer descenso mensual consecutivo y lo vinculó con la incertidumbre sobre las negociaciones en torno a un acuerdo comercial con la Unión Europea sobre el Brexit del próximo 31 de diciembre.

 

Recuperación y PIB

Por otro lado, la recuperación del consumo de los hogares impulsó el repunte del producto interior bruto (PIB) del área de la moneda única y de la Unión Europea (UE) en el tercer trimestre del año, cuando registraron un crecimiento del 12,5% y 11,5%, respectivamente, según los datos difundidos ayer por Eurostat.

Los datos revisados de la oficina de estadística comunitaria rebajan una décima las cifras de aumento mensual del PIB en ambas zonas con respecto a las publicadas el 13 de noviembre.

Con todo, el repunte sigue siendo el más alto registrado desde que empezó la serie histórica en 1995, tras una caída también sin precedentes en el segundo trimestre (del 11,7% en la eurozona y del 11,3% en la UE) por la pandemia de coronavirus.

En comparación con el tercer trimestre del pasado 2019, el PIB cayó un 4,3% en los países que comparten el euro y un 4,2% entre los Veintisiete.

España continúa entre las peores tendencias económicas de la OCDE