El verde se abre paso en los jardines de la ciudad

El Ideal Gallego-2014-04-18-008-70bb93ab
|

Con la llegada de la primavera, los más de 15.100 árboles que hay en la ciudad lucen estos días en todo su esplendor. De más de 50 familias distintas, los ejemplares destacan por su variedad de copas y el colorido de sus flores, aunque hay un grupo que ocupa la mayor parte de plazas y jardines: el de la rosaceae, que engloba a cerezos, almendros o ciruelos. De acuerdo con el inventario del Ayuntamiento, en la ciudad hay 2.071 árboles pertenecientes a esta familia.
Le sigue muy de cerca el grupo de los platanaceae, al que pertenecen los plátanos. Según los registros de la Concejalía de Medio Ambiente, A Coruña cuenta con 1.675 árboles que forman parte de esta familia.

por distritos
Por barrios, son los parques y calles del distrito 2 los que poseen un mayor porcentaje de árboles. Los ejemplares se reparten por Panaderas, parte de la plaza de España, Monte Alto, la calle de la Torre, Orillamar, el Paseo Marítimo hasta María Pita, el Matadero, Zalaeta, la avenida de Pedro Barrié de la Maza y Adormideras. Un estudio de Medio Ambiente sostiene que es este distrito el que agrupa un mayor porcentaje de superficie verde del total de la ciudad, con cerca de un 20%.
Pese a esto, la mayor ratio de vegetación por habitante hay que buscarla en el distrito 10, que engloba a los barrios de O Ventorrillo, Penamoa, Nostián,  A Grela o A Silva. En esta parte de la ciudad la mitad de la superficie está destinada a zona verde. Por el contrario, el que presenta una mayor carencia de árboles es el Agra do Orzán, con una media de 70,64 habitantes por cada ejemplar plantado. De hecho, en el barrio solo existen 383 árboles, frente a los 4.368 que se pueden encontrar en el distrito 7, que hace referencia al barrio de Os Castros, pasando por Elviña, Monelos, Matogrande, O Birloque, San Cristóbal das Viñas, Someso y parte del Martinete.

Los más representativos
Si hay un lugar en el que se pueden encontrar algunas de las especies más valiosas de la ciudad ese es Méndez Núñez, uno de los museos vegetales más importantes de A Coruña, junto con los jardines de San Carlos o el parque de Santa Margarita.
En Méndez Núñez se levantan algunas de las especies más significativas como el chopo negro o el arce, que también se encuentra en el parque de Santa Margarita. Allí también están plantados algunos de los magnolios más admirados por los coruñeses, junto con los de la plaza de Galicia.
El árbol con mayor valor histórico es el metrosidero del cuartel de la Policía Local, en Orillamar. Procedente de Nueva Zelanda, el Ayuntamiento tiene en mente un proyecto para mejorar su entorno. Otra de las especies representativas es el taray. Los ejemplares se encuentran repartidos por el Paseo Marítimo y la plaza de Portugal.
Entre los árboles más coloridos destacan los arces. Se pueden ver en el parque de Santa Margarita y en los jardines de Méndez Núñez. En la avenida de Pablo Picasso y en la plaza de Azcárraga se encuentran los plátanos ornamentales más representativos.
Los cerezos son conocidos por su flor rosa. Los coruñeses pueden disfrutar de ellos en un paseo por General Sanjurjo o en Fernández Latorre. Para buscar olmos deben desplazarse a la calle de Orillamar. En concreto a la altura del cementerio de San Amaro. El frente del camposanto está plagado de estos árboles, aunque los más altos hay que buscarlos en el jardín de San Carlos. Entre las clásicas especies ornamentales del catálogo vegetal de la ciudad se encuentran los aligustres de la plaza de Vigo y la avenida de Linares Rivas. También se pueden descubrir en el parque de Santa Margarita, a través de la avenida de Arteixo.

El verde se abre paso en los jardines de la ciudad