La patronal eléctrica propone liberalizar todo el mercado para bajar precios

|

El presidente de la patronal eléctrica Unesa, Eduardo Montes, aboga por liberalizar completamente el mercado eléctrico o lo que es lo mismo, que el Gobierno no fije ninguna tarifa regulada, porque esto permitiría rebajar el precio de la luz a medio plazo.

“Creo firmemente en los mercados libres”, afirmó en una entrevista con Efe Montes, quien, a modo de ejemplo, señaló que la liberalización de las telecomunicaciones ha conllevado un abaratamiento “espectacular” del recibo del teléfono.

Actualmente, el Gobierno fija una única tarifa eléctrica, la denominada tarifa de último recurso (TUR), y a ella solo pueden acogerse los usuarios con potencias contratadas iguales o inferiores a los 10 kilovatios. Según datos de la Comisión Nacional de la Energía, a 31 de diciembre de 2011, había 20,1 millones de usuarios adscritos a la TUR, mientras que, según Unesa, solo 300.000 consumidores contratan su suministro en el mercado libre.

Para Montes, sería lógico y un paso “muy importante” que inicialmente se rebajara el umbral de acceso a la TUR a 3 kilovatios –lo que supondría expulsar de la tarifa a unos 16 millones de usuarios–, para luego eliminarla por completo, aunque protegiendo a los clientes más vulnerables.

Al tratarse de un bien básico, siempre habrá que fijar algún tipo de protección para determinados colectivos, como ocurre con el servicio universal de telefonía, “pero no sé cómo habría que hacerlo”, añadió. Cree que las eléctricas están preparadas para afrontar la apertura del mercado.

La patronal eléctrica propone liberalizar todo el mercado para bajar precios