Derrota de un Cerceda cruzado con las lesiones

Copia de Deporte Campeón-2016-02-08-013-bd4e9de7
|

 

El Cerceda cayó por la mínima ante el Villalbés, hueso duro, y perdió el liderato en detrimento del Boio. Se trata de la tercera derrota para el equipo de Ángel Cuéllar en los últimos cinco partidos y la quinta de la temporada en O Roxo. La plaga de bajas y  las lesiones que se produjeron ayer marcaron el partido de los rojiblancos.
Entró mejor en el campo un ordenado Villalbés, muy serio y trabajado, que en su primera llegada abrió el marcador. Fue en un disparo raso de López sin aparente peligro que se coló pegado al poste y ante el que el guardameta Marcos Valín pudo hacer algo más.
Con hasta siete defensas en el once inicial –Noé, Popi, Angeriz, Juan, Marcos Caridad y Adrián Maroñas–, el Cerceda echó de menos a sus principales baluartes de mediocampo para delante, los Agulló o Álex Ares, y sufrió para generar juego ofensivo. Aún así reaccionó pronto e igualó por mediación de Angeriz, al cabecear una falta lateral de Juan.
Con 1-1 murió una primera mitad sin apenas ocasiones ni juego. El Cerceda lo intentó ante un Villalbés que esperó su oportunidad y apenas concedió espacios. Fue un querer y no poder, quizá uno de los peores partidos de la temporada, condicionado eso sí por las numerosas bajas.
Como en el primer tiempo, el Villalbés empezó mejor en el segundo y Sergio Arias avisó con una buena ocasión. Poco después apareció el arteixano Iago Blanco para hacer el 1-2 tras un centro de Make. El segundo tanto sentó como un mazazo en el bando local, que en el descanso tuvo que retirar a Edu, aquejado de unas molestias musculares, y dar entrada a Granada.
El propio Granada, que reaparecía en los terrenos de juego tras casi dos meses de ausencia por lesión, recayó cuando Cuéllar ya había realizado los cambios, todos ellos por lesión. Angeriz, también con problemas musculares, y Capelo, otro que volvía tras una baja prolongada y que sufrió un fuerte golpe en la cabeza fueron relevados. 
Con 10 jugadores y un Granada mermado, el Cerceda apenas inquietó a un Villalbés que olía la victoria, pero los locales acariciaron el empate en una acción de Adrián Abelenda que el juvenil Tiago, debutante en Tercera, no alcanzó a rematar. 
La derrota desplaza al Cerceda del liderato, aunque mantiene los mismos puntos que el Boiro.

Derrota de un Cerceda cruzado con las lesiones