Cadena humana de trabajadores de Ence en Pontevedra

Cerca de medio millar de trabajadores de Ence se manifestaron ayer en la madrileña calle Ferraz | marta fernández (ep)
|

En su recorrido, los trabajadores han pasado por las sedes de la Subdelegación del Gobierno, la Diputación de Pontevedra y el Ayuntamiento de Pontevedra y, al término de su protesta, hasta las inmediaciones de una carpa electoral del PSOE, en donde se produjeron episodios de cierta tensión con miembros de la candidatura socialista.

La manifestación concluyó con la lectura de un manifiesto en la que los presidentes del comité de empresa expresaron que son "400 familias con hijos, con personas a cargo, que desde el momento en que se conoció la decisión -del Gobierno- vemos peligrar nuestro sustento, nuestro futuro".

"En el peor escenario posible, estamos hablando de una tragedia para trabajadores y para sus familias, pero también para la ciudad de Pontevedra y toda su comarca", recordaron los trabajadores, que añadieron que también se perderían miles de puestos de trabajo de los sectores industrial, forestal o del transporte.

Con la cadena humana han querido visibilizar que "no solo somos un número, que somos personas, somos trabajadores, que tenemos familia, hijos que darles un futuro", y además dejar claro que "no vamos a consentir ya más a ningún político que juegue con nuestros puestos de trabajo".

El manifiesto de los trabajadores insistió en que "no nos van a callar" los políticos "irresponsables" que se oponen a la continuidad de Ence en Pontevedra y a los que han calificado como "garrapatas".

Cadena humana de trabajadores de Ence en Pontevedra