A Coruña registra más altas que bajas de empresas por primera vez desde 2008

|

Los bailes de cifras del desempleo al alza en la ciudad contrastan con la pequeña recuperación del tejido empresarial que refleja el último informe del Instituto Galego de Estatística (IGE) sobre las compañías con sede coruñesa. El estudio, relativo al año 2015, muestra que los negocios han alcanzado cierta estabilidad. Tanto es así, que al comprobar los registros de ejercicios anteriores, el pasado fue el primer año en el que se registraron más altas que bajas de sociedades desde 2008.
A falta de que salgan los datos de 2016, que se esperan al cierre del próximo ejercicio, el Instituto Galego de Estatística (IGE) acaba de publicar un balance empresarial de 2015 según el cual en A Coruña se dieron de alta 2.477 compañías de nuevo cuño frente a las 2.165 que causaron baja. A pesar de que la diferencia no es enorme, se trata de una muy buena noticia si se analizan los números que se contabilizaron en A Coruña desde que comenzó la crisis. 
En 2015 se retomó la senda del crecimiento al detectar más aperturas que despedidas pues esto no sucedía desde 2008, cuando verdaderamente se empezaron a notar los efectos del boom del ladrillo y la recesión económica. 
Fue en ese año cuando se dio la última ocasión en la que se originaron más negocios de los que se vieron truncados hasta ahora, pues desde 2009 los ratios no han hecho más que hacer el recorrido contrario. Por algo en numerosas ocasiones las asociaciones de empresarios alertaron de que las altas eran más vistosas pero tapaban las clausuras. 
Asimismo advirtieron de que la mayoría de las aventuras empresariales se estaban dando por la necesidad de la gente de encontrar un puesto de trabajo, que supuso muchas altas de parados que capitalizaron sus prestaciones para probar suerte con el autoempleo. 
En la mayoría de los casos, como auguraron los expertos y los empresarios de carrera y más consagrados, esos emprendedores se quedaron sin dinero y sin proyecto laboral.  
Al menos hasta 2015, cuando parece haberse estabilizado el parámetro de la supervivencia de las firmas. Según el IGE el año pasado se mantuvieron abiertas 19.124 compañías que ya existían al iniciarse el año, lo que significó también la primera subida de los datos con respecto al ejercicio anterior desde 2009. 
La reducción de las empresas que se mantenían más de un año en pie se detectó durante seis años hasta que en 2015 soportaron los supuestos últimos coletazos de la crisis y el importante retraimiento del consumo 19.124 sociedades frente a las 18.947 de 2014. 

sector servicios
El estudio también vino a dar la razón a los representantes del sector servicios en la ciudad, que en numerosas ocasiones demandaron –y lo siguen haciendo– más apoyo institucional para un ámbito clave en la generación de empleo. 
Según el IGE, la inmensa mayoría de las empresas dadas de alta y, en consecuencia, de empleados trabajan en el tercer sector. Dentro de este predominan las dedicaciones al transporte, el comercio y la hostelería. n

A Coruña registra más altas que bajas de empresas por primera vez desde 2008