Reportaje | Un tesoro que viene del mar para engrosar el balance turístico

El buque de pasajeros “Mein Schiff 1” atracó ayer en el Muelle de Transatlánticos | quintana
|

No siempre se los valora todo lo que desearía la Autoridad Portuaria pero lo cierto es que los turistas que arriban a A Coruña por vía marítima también contribuyen a engrosar las estadísticas de visitantes de la ciudad y ayudar a situar este rincón de Galicia en el mapa de muchos viajeros potenciales. Lo demostraron ayer gran parte de los 2.000 pasajeros que llegaron a bordo del transatlántico “Mein Schiff 1”, que se distribuyeron por el centro para descubrir alguno de sus rincones más fotografiados o más visitados.
Sin miedo a la niebla, los usuarios de este buque de la naviera Tui Cruises se mezclaron con los turistas patrios –que son mayoría en el municipio– mientras la consignataria Rubine se encargaba de colaborar en la dotación del barco antes de que este retomase su itinerario hacia Le Havre.
Aunque los de ayer solo eran un par de miles (más los tripulantes que bajaron a captar una señal de wifi y hacer la compra en supermercados del entorno), los viajeros internacionales han aportado unas buenas cifras durante este año. El registro del final del verano seguramente arrojará más visitas desde fuera de España que otras temporadas gracias a que el año histórico que pretende cerrar el Puerto con los transatlánticos ha permitido acrecentar el número de escalas durante unos meses que acostumbran a ser flojos.
El domingo llegará el “Aida Bella” de Aida con más de 2.500 personas a bordo y la semana pasada, aprovechando que la meteorología fue buena con la ciudad, cientos de clientes del coloso de los mares “Independence of the seas”, propiedad de la compañía Royal Caribbean, se dejaron ver en tierra firme.
Los lugares favoritos
Junto con la plaza de María Pita y la Ciudad Vieja –sin alejarse demasiado–, los otros puntos de referencia de estos visitantes son los mercados municipales. No obstante, también hay quien decide desplazarse hasta la Torre de Hércules conquistado por su figura vista desde el mar. En agosto, además, se los ha podido ver disfrutando de los puestos de artesanía y libros ubicados en los Cantones. Eso sí, la pega es que son solo los turistas que regresan a casa los que suelen gastar en mayores cantidades y este año no se ha visto una cantidad excesiva de bolsas de regreso a la Terminal de Cruceros.
La dinámica ha sido generalizada y no es solo una cuestión de los cruceristas, que según los estudios suelen gastarse una media de 54 euros por persona cuando optan por dejar por unas horas los vaivenes de las olas.
Además, para remontar todavía queda todo septiembre que destacará por ser uno de los meses de la historia del Puerto con mayor concentración de amarres de barcos de pasajeros. Habrá 31 visitas y se darán casos de escalas dobles o triples desde el mismo día uno. Eso sí, antes tocará despedir agosto el miércoles próximo con el “Astoria”.

Reportaje | Un tesoro que viene del mar para engrosar el balance turístico