Detenido tras intentar pasar a Melilla a dos niños, uno en un doble fondo

Fotografía facilitada por el Ministerio del Interior que muestra el vehículo de un hombre que ha sido detenido por intentar pasar a Melilla a dos niños pequeños, supuestamente de nacionalidad siria, uno de los cuales estaba esc
|

La Guardia Civil ha detenido a un individuo por intentar pasar a Melilla a dos niños pequeños, uno de ellos de nacionalidad siria que estaba escondido en un doble fondo bajo el asiento del vehículo en el que pretendía entrar a la ciudad autónoma desde Marruecos.

Según han informado a Efe fuentes policiales, los hechos ocurrieron ayer poco antes de las ocho de la tarde en el paso fronterizo de Beni-Enzar, y el vehículo iba ocupado a simple vista por su conductor, un hombre de unos 40 años, y un bebé que dormía en una sillita.

La Guardia Civil ha confirmado en una nota de prensa que los agentes de servicio en la frontera sospecharon que el turismo, de matrícula española, podía llevar inmigrantes ocultos en su interior debido a un detalle de interés policial hallado en el maletero, por lo que registró en profundidad el vehículo.

El agente llegó a introducir la mano por un hueco existente en el maletero hasta llegar a la parte superior del depósito de combustible, donde intuyó palpar lo que parecía la pierna de una persona.

La Guardia Civil aseguró al conductor para evitar que huyera, y le solicitó que desplazara el asiento trasero, a lo que éste respondió "con absoluta calma" que no podía al encontrarse allí una silla de bebé en la que iba su hijo pequeño de tres años, que se encontraba profundamente dormido, cuestión que pudo comprobarse como cierta.

Ante esta circunstancia, los agentes abatieron uno de los módulos del asiento por la parte donde no estaba el bebé dormido, y así se llegó hasta el doble fondo construido por las mafias, para lo que habían modificado el depósito de combustible, que había sido cortado y soldado con chapa por su parte central.

En su interior había una persona vestida con chándal deportivo, que fue inmediatamente rescatada y auxiliada a salir "de tan infrahumano habitáculo".

La Guardia Civil comprobó que se trataba de un menor de edad y le prestaron primeros auxilios, ya que presentaba un gran estado de sudoración, fruto del reducido habitáculo en el que iba oculto, sin ventilación, y presumiblemente también por el tiempo que llevaba allí introducido.

También presentaba síntomas de asfixia, aunque los agentes lograron estabilizarlo sin que fuese necesario recurrir a los servicios médicos y su estado de salud es bueno en estos momentos.

El menor de edad rescatado es de origen sirio, tiene once años y se trata del primer caso de un menor de procedencia no subsahariana que la Guardia Civil de Melilla localiza en un doble fondo.

El conductor detenido es un marroquí de 39 años, con iniciales M.A.B., que tiene tarjeta de residencia comunitaria y residencia legal en Melilla, el cual pasará a disposición judicial como presunto autor de un delito contra los ciudadanos extranjeros.

Respecto del otro menor, de tres años, es hijo del detenido y de nacionalidad marroquí, y según la Guardia Civil pudo ser utilizado "para dar apariencia de normalidad" a la situación, que se produjo además justo cuando había una gran afluencia de vehículos que retornaban a Melilla tras pasar el domingo en Marruecos.

Ambos menores han sido puestos a disposición de los servicios sociales de la ciudad autónoma.

Detenido tras intentar pasar a Melilla a dos niños, uno en un doble fondo