En El Molinón se finalizó con cinco expulsados y un gran escándalo

El Sporting se llevó ‘un palo’ en El Molinón efe

El Zaragoza, y una polémica actuación arbitral con cinco expulsiones y un penalti en contra del Sporting, rompieron la racha de ocho encuentros consecutivos sin perder del equipo gijonés que, pese a su derrota (2-3), se mantiene en posiciones de ascenso directo.
El Sporting tenía la oportunidad de situarse como líder y meter presión al Deportivo si ganaba al Zaragoza pero los maños tardaron dos minutos en adelantarse en el marcador.
Fue un centro aparentemente sin peligro. Barkero tocó de cabeza, Iván Hernández resbaló y Bernardo se quedó parado, lo que aprovechó Roger para tocar lo justo y despistar a Cuéllar en plena salida.
Lekic mostró su potencial en el juego de cabeza y los dos primeros remates fueron de esta manera, pero su mejor oportunidad llegó tras una gran internada de Canella por la banda izquierda, que pasó el balón al serbio y éste quebró a su marcador aunque el remate fue rechazado por un inspirado Leo Franco. El Sporting siguió llegando con peligro y en una de las internadas por los extremos, en este caso por la derecha, llegó el gol del empate en un gran cabezazo de Nacho Cases tras una excelente combinación entre Alex Barrera y Santi Jara.
Si el Zaragoza marcó rápido en el primer tiempo, el Sporting lo hizo en el segundo en una jugada personal de Sergio Álvarez que robó un balón a Álvaro y se quedo solo con muchos metros por delante y la única oposición de Leo Franco al que batió de disparo raso. El Sporting se ponía por delante.
El Zaragoza volvió a tomar aire y tardó apenas cinco minutos en lograr el empate tras un mal despeje de Bernardo el balón queda a pies de Montañés que cruza muy bien lejos del alcance de Cuéllar. Pero las cosas aún se pusieron aun más complicadas cuando el central Iván Hernández vio también su segunda amarilla y dejó a su equipo con nueve jugadores en medio de una bronca monumental de los aficionados contra el árbitro. Santos Pargaña culminó su polémica con la tercera expulsión para un jugador del Sporting, a las que se sumaron las del técnico José Ramón Sandoval y del segundo entrenador. En esta ocasión fue Nacho Cases, en una jugada en la que además señaló un penalti lanzado por Víctor Rodríguez y detenido Cuéllar en medio del clamor del público.
El Zaragoza acabó por llevarse los tres puntos con el gol final, con un trallazo de Cidoncha. n

En El Molinón se finalizó con cinco expulsados y un gran escándalo

Te puede interesar