La llegada masiva de turistas este verano dispara las ventas de lotería de Navidad a través de ventanilla

Varios clientes esperan a ser atendidos en la céntrica administración El Filón de oro | patricia g. fraga
|

Las administraciones de loterías están de enhorabuena este verano a pesar de que sus resultados tampoco regresen a ratios como los de antes de comenzar la crisis. En buena parte de los despachos más céntricos se ha incrementado la venta de décimos para el Sorteo de Navidad en relación a los últimos años, por lo que la satisfacción de los empresarios va en aumento.
No dejarán mucho dinero en el comercio local ni gastarán grandes sumas en la hostelería, pero los numerosos turistas que han llegado hasta A Coruña este verano han decidido que no quieren quedarse sin probar suerte llevándose Lotería Nacional para el próximo 22 de diciembre. “En ventanilla nos estamos manejando bien, estamos superando las ventas de otros años”, comenta Francisco Ramas, de la administración La Florida de la plaza de Lugo. En su establecimiento la subida es de entre “un 15 y un 20%” porque, entiende, hay “más turistas” que están adquiriendo alguna participación.
Uno de los negocios más beneficiados por su ubicación privilegiada es El Filón de oro, que ya no es nuevo en esto de repartir premios en Navidad. Su gerente, Pablo Seivane, reconoce que cada año notan un mayor crecimiento. “En ventanilla llevamos ya un 12 o 13% más que el año pasado”, estima, y eso ocurre a pesar de que por el momento los únicos que se han lanzado a comprar en masa son los visitantes de fuera.
También se muestran satisfechas las responsables de La Favorita, en Cuatro Caminos, que pese a no estar tan cerca de los turistas tiene una fama que los atrae. “Nos va bastante bien, este año estamos vendiendo un poquito más tanto a los turistas como a los emigrantes que vuelven a casa en verano”, destaca una de las encargadas, Ana García.

A los retornados
En la Administración de María Pita son unas expertas en los primeros, pues al lugar peregrinan la mayoría de los visitantes. Además, confían en que el premio de la Bonoloto que dieron esta semana active aún más la demanda.
En el local As de oros, ubicado en el centro comercial Los Rosales, trabajan sobre todo con los emigrantes retornados para el verano pero también son de los primeros que han empezado a detectar el funcionamiento de la venta en los bares. Mientras en otros establecimientos se gestionan reservas de números para hostelería y empresas, Juan Cantariño comenta que a estas alturas ellos ya tienen colocados los décimos "en más de 200 bares" y tres ya han vuelto a solicitar reposición del papel.
En total, Cantariño estima que han crecido “entre un 7 y un 8%” en ventas desde que Loterías y Apuestas del Estado les envió los billetes en julio. Otro de sus trucos para paliar el no estar en un lugar tan visible es traer lotería de despachos de “Segovia, Jaén, Valencia o Canarias”, que está saliendo muy bien porque nadie quiere perder la oportunidad de ser millonario con independencia de donde resida.
En este contexto de recuperación parcial con respecto a otros años hay una dinámica que no cambia: a nivel general los turistas se llevan décimos contados y no como antes, cuando pedían para toda la familia. No obstante, cada vez se acepta más el resguardo de máquina, sobre todo en casos en los que se busca una cifra concreta. l

La llegada masiva de turistas este verano dispara las ventas de lotería de Navidad a través de ventanilla