La Sonrisa reparte cuatro millones de euros en su tercer año en A Coruña

Un trabajador comprueba el correcto funcionamiento de uno de los bombos que contiene los números poco antes del inicio en el Teatro Real del sorteo extraordinario de Navidad. EFE

La administración de lotería número veintiuno de A Coruña, La Sonrisa, ha repartido hoy cuatro millones de euros correspondientes a una serie del primer premio del Sorteo Extraordinario de Navidad.
Manuel Mahía lleva tres años al frente de esta administración de lotería situada en la avenida de Hércules, en el barrio coruñés de Monte Alto, y hoy ha recibido la noticia más importante desde que abrió sus puertas.
Cuando los niños de San Ildefonso cantaron el 13.437 no sabía que lo había vendido allí "porque eran solo diez décimos, pero el teléfono sonó a los cinco segundos para decir lo que había pasado".
En total son cuatro millones de euros, con 400.000 euros para cada uno de los décimos, una cantidad muy importante para este establecimiento, que vive este lunes 22 un espectacular momento.
"Es la primera vez que damos un premio así en Navidad. Como mucho habíamos repartido algunas pedreas. Estuvo emocionante porque se hizo esperar", ha explicado a los informadores allí congregados.
Entre la alegría de los vecinos y la expectación que abarrotaba esta calle de Monte Alto, destacaba muy por encima de toda la escena "La Sonrisa" como Administración y también la sonrisa permanente en la cara de los tíos de Manuel Mahía, quienes compraron este número.
Mahía, que supone que el número "estará repartido entre vecinos", ha reconocido que siempre "gusta que le toque a gente trabajadora, a la que le puede hacer falta" y llama la atención sobre el caso de su tío.
"Siempre juega al trece, no teníamos ninguna terminación en trece y le dije que quedaba uno que empezaba por eso número. No lo dudó, me dijo que se lo diese y ahora según tocó ya crucé al bar para decírselo", añade.
Ramona Mahía es la mujer del hombre que escogió el número y ha destacado que está "muy contenta" y que ahora espera "que haya salud". También ha festejado que le haya tocado dinero "a los pobres, porque los ricos ya tienen".
"Hay que tapar muchos agujeros, no por mí, por lo que está detrás. Con mi jubilación voy arreglando y no es más rico el que más tiene sino el que se conforma con lo suyo. Pero siempre hay hipotecas por ahí y para eso irá", ha apuntado.

La Sonrisa reparte cuatro millones de euros en su tercer año en A Coruña

Te puede interesar