Betanzos - La necesidad de empezar de cero el PGOM dilata su aprobación al menos hasta 2016

|

El Ideal Gallego-2011-07-14-021-23ffd9c9

lucía tenreiro > betanzos
  Betanzos no dispondrá de Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) antes de 2016. La administración local deberá recomenzar el proceso de composición del documento iniciado hace más de un lustro y, en virtud de los últimos cambios registrados en la materia, marcar una nueva hoja de ruta, “con el claro perjuicio que eso supone para los vecinos y para las arcas públicas”, indicaron ayer fuentes del Área de Urbanismo.
El alcalde, Ramón García Vázquez, convocó a la comisión de seguimiento del PGOM, en la que están representados todos los grupos políticos, a fin de que el equipo redactor informase a los cuatro portavoces de la situación en la que se encuentran los trabajos y de los pasos que, desde su punto de vista, deberá seguir ahora el Ayuntamiento de Betanzos.
Los técnicos, según las mismas fuentes, “fueron claros a la hora de explicar los inconvenientes  generados por no someter a aprobación inicial el trabajo realizado estos años”, habida cuenta de que la nueva ordenación es más restrictiva con los núcleos; que el Plan de Ordenación de Litoral (POL) “va a tener una especial incidencia en el municipio al afectar a dos tercios de su territorio”; que ahora hay que presentar en la Xunta hasta tres alternativas para someter los trabajos de informe previo; que está en marcha un plan de zonas susceptibles de ser inundables que va a tener una especial incidencia en algunos barrios de la localidad, y que ni siquiera puede descartarse otra Lei do Solo.
En este sentido, el concejal de Urbanismo, Antonio Vázquez Lorenzo, llamó la atención sobre “la insistencia” del equipo redactor en cuanto a que lo mejor hubiese sido haber aprobado inicialmente el PGOM y luego hacer las modificaciones o adaptaciones que marcase la Xunta. “Lo que no se puede entender –manifestó el edil– es que con el trabajo hecho, no se le diese salida al documento”.
El gobierno local, que tendrá que revisar las condiciones del contrato de redacción del plan teniendo en cuenta que, en el mejor de los casos y suponiendo que se cumpliesen los plazos, “Betanzos no contaría con el documento definitivo hasta dentro de cinco años”, deberá, como primer paso, elaborar una nueva cartografía y, a partir de ahí, comenzar la redacción del documento para someterlo a aprobación inicial en un plazo de algo más de 20 meses.
“Una vez sometido a las exposiciones públicas, resueltas las alegaciones que se presenten en esos periodos, obtenidos los informes sectoriales… el plan definitivo no estará antes de 2016”, concluyó Vázquez Lorenzo.
Desde Urbanismo insisten en que “Betanzos perdió una buena oportunidad, tras muchos años, de contar con un documento urbanístico adaptado a su situación, por una decisión, entendemos que, por lo que explicaron incluso los propios técnicos, equivocada por parte del gobierno local de María Faraldo”.

Betanzos - La necesidad de empezar de cero el PGOM dilata su aprobación al menos hasta 2016