La Pilarica se convierte en la primera invitada de honor de las Casas Regionales

|

El Ideal Gallego-2011-08-01-003-812ac554

  R.L. > a coruña

 En su día ya había manifestado que no quería ser francesa y que prefería ser capitana de la tropa aragonesa. Pero ayer también se hizo visitante del certamen de Casas Regionales, que tras su apertura el pasado viernes dedicó este domingo a su primer gran día, el de Aragón.
La gran fiesta maña de Méndez Núñez arrancó a las 12.30 con una misa baturra, celebrada al calor de la carpa central del recinto. Para aplacar los sudores, la parroquia aragonesa decidió sacar en procesión a la Pilarica, como si de un 12 de octubre cualquiera se tratase. La estampa de la reina del Ebro serpenteando entre las palmeras del relleno no paso inadvertida para los curiosos, mientras que la colonia de maños afincados en A Coruña apenas podía reprimir la emoción.

Migas y jamón > A nadie que se haya asomado al certamen de Casas Regionales se le escapa que la comida y la bebida son los principales reclamos. El presidente de la Casa de Aragón, Ramón Burillo, consciente de ello, preparó para después del desfile mariano una degustación a base de productos típicos de la tierra, en la que no faltaron ni las migas, ni el jamón de Teruel ni los melocotones de Calanda, aunque las piedras del Pilar y las frutas confitadas fueron la tentación para los más pequeños.
Todo ello regado con los caldos de Calatayud, Campo de Borja, Cariñena y Somontano, las cuatro denominaciones de origen de la ribera del Ebro.
Ya por la tarde, y recién llegados de Huesca, los sones del grupo “Aires Monegrinos” le pusieron cuerpo de jota a las gentes aragonesas, siempre añorando su tierra, pero perfectamente integradas en el día a día coruñés.


 

La Pilarica se convierte en la primera invitada de honor de las Casas Regionales