“Estos meses no fueron buenos, pero con los nuevos anuncios esperamos remontar”

la directora del aeropuerto coruñés quintana
|

La polémica respecto a Alvedro está servida por los ataques de colectivos de otras ciudades y, con 50 años a sus espaldas –que precisamente se cumplen hoy–, el aeródromo no pasa por su mejor momento. No obstante, su directora, Cristina Echeverría defiende la continuidad de las tres instalaciones de la comunidad y confía en remontar el vuelo en el segundo semestre del año.

Alvedro cumple medio siglo, ¿Qué datos se han contabilizado durante estos años?
Hemos transportado 15 millones de pasajeros. El primer vuelo fue de Aviaco y, en estos 50 años, distintas líneas aéreas se han ido incorporando y despidiendo del aeropuerto. La compañía Iberia ha sido la que ha operado con continuidad.

Mucho han cambiado las cosas cuando ahora se critica el bajón de pasajeros y la reducción de rutas. ¿Desde su punto de vista la infraestructura llega con buena salud a esta edad?
Los primeros meses del año no han sido buenos, a excepción de abril, pero con las últimas novedades anunciadas por las compañías espero que los datos remonten en el segundo semestre. El transporte aéreo es una industria muy sensible a las crisis económicas pero si miramos hacia el pasado hay una tendencia de crecimiento que se recuperará.

¿De verdad confía en el futuro del aeropuerto?
El aeropuerto tiene futuro. En Galicia hay tres aeródromos próximos, lo que supone una riqueza para la comunidad. La fórmula pasa por la coordinación y complementariedad de los tres.

Pero también se critican las pérdidas...
Los gastos de amortización son muy elevados pero con los esfuerzos que se están haciendo en contención de gasto, en próximos ejercicios el aeropuerto tendrá un Ebitda (indicador financiero sobre la rentabilidad de una empresa) positivo.
Mientras Alvedro pasa por estos problemas, la Xunta subvenciona ciertas rutas desde otras pistas. ¿Qué opinión le merecen esta discriminación? ¿El futuro de A Coruña pasa también por las subvenciones?
Los apoyos directos a compañías aéreas tienen sentido cuando están soportados por una estrategia, es decir, si se conceden como un incentivo para que una compañía inicie una operación para la que hay una demanda potencial previa. En este sentido, tanto los convenios de colaboración como las rebajas de tasas que Aena ha previsto para nuevas rutas son un estímulo para las compañías aéreas.

Al margen de las inversiones sobrevenidas, ¿trabaja en algún proyecto futuro para potenciar la instalación?
A lo largo de este año Aena ha centrado su esfuerzo en la rebaja de tasas por la apertura de nuevas rutas. Ofrecemos un 25% de rebaja en la tasa de aterrizaje y en la de seguridad para cada nueva ruta, que se convierte en un descuento del 50% si el enlace se estabiliza durante un segundo año. Adicionalmente hay una reducción del 20% en los vuelos de conexión y, aunque el de A Coruña no es un aeropuerto de este tipo, muchos de nuestros pasajeros sí toman otro vuelo en los grandes hubs españoles, con lo que se benefician de esa rebaja aplicada en otros aeropuertos.

Pero pese a todo, parte de la sociedad insiste en disponer de un único aeropuerto. Es una pregunta complicada pero ¿consideraría adecuado este giro o ve posible organizar las tres instalaciones para que no se contraprogramen?
Creo que es importante centrar los esfuerzos en cómo dar el servicio y generar la mayor riqueza para el entorno, desde cada aeropuerto y desde el conjunto de los tres.

En este sentido, ¿es positiva la creación del Comité de Rutas?
Muy positiva. Algunas decisiones deben tomarse siguiendo criterios de coordinación y complementariedad y este parece un buen punto de partida para empezar a trabajar.

De vuelta al día a día local, ¿en qué fase se encuentra el proyecto para ampliar la pista?
En las próximas semanas comenzarán los grandes movimientos de tierra y la evolución de los trabajos será más evidente. Con una pista más larga va a ser posible que aviones mayores que los que actualmente operan en el aeropuerto aterricen y despeguen con destinos más alejados. Eso abre las puertas a nuevas compañías y nuevos mercados.

De momento sí está descartada la obra de la terminal...
Ahora mismo veo como una ventaja competitiva contar con una terminal en la que la capacidad y la demanda están ajustadas, con la que se mantienen contenidos los gastos de climatización, limpieza, iluminación y que al tiempo se valora de forma positiva. n

“Estos meses no fueron buenos, pero con los nuevos anuncios esperamos remontar”