Rajoy rechaza las dudas sobre España y pide “sacrificios” a los ciudadanos

eco30. madrid, 16/04/2012.- el presidente del gobierno, mariano rajoy, durante la clausura hoy, 16 de abril de 2012, de la asamblea anual de socios del instituto de empresa familiar. efe/paco campos
|

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, rechazó ayer las dudas sobre la intención de España de cumplir con su objetivo de déficit y pidió a los ciudadanos “sacrificios” y “generosidad”, porque el país está todavía “en el kilómetro cero de una larga senda reformista”. Rajoy hizo estas declaraciones en la clausura de la asamblea anual del Instituto de Empresa Familiar, que eligió presidente al máximo responsable de Acciona, José Manuel Entrecanales.

“Nadie, ni gobernantes ni instituciones, dentro ni fuera de nuestro país, debe dudar, ni sembrar dudas, sobre el compromiso de España con el euro y la integración política europea”, señaló, antes de advertir de que “tampoco nadie puede esperar que en pocas semanas se resuelvan cuestiones tan largamente enquistadas”.

El jefe del Ejecutivo espera “no tener que congelar”
el año que viene la oferta pública de empleo

En un día en el que la prima de riesgo se disparó a máximos anuales y después de los recelos internacionales hacia España, Rajoy aseveró que “cumplirá y hará cumplir” la consolidación fiscal, y explicó que el incumplimiento de 2011 ha “hecho mucho daño a la economía española y ha generado muchas dudas”.

Recalcó que es consciente de los “graves problemas” que afronta estos días la economía, pero subrayó que “el escenario ha cambiado”, ya que preside un Ejecutivo con “una enorme fortaleza política derivada de las pasadas elecciones” y que, además, gobierna multitud de administraciones autonómicas y locales.

A su Ejecutivo, dijo, “no se le podrá reprochar nunca la cobardía” de no cumplir con su deber por temor a la impopularidad, porque no dejará de hacer nada que sea necesario, ni abandonará el esfuerzo antes de que España esté recuperada. “No va a improvisar, ni se va a impacientar, pero tampoco se detendrá”, apostilló.

“Sé que aún no estoy en condiciones de ofrecer a los españoles buenas noticias”, señaló, tras pedir confianza a los ciudadanos ante unas medidas que reconoció como “extraordinariamente duras”, pero “necesarias”.

Admitió que ante las “condiciones” que se encontraron al llegar al poder –un déficit del 8,51% en lugar del 6% previsto– las reformas “se están haciendo más deprisa y más a fondo de lo que habíamos previsto”.

Por último, confió en que el próximo año no tenga que congelar, como este, la oferta pública de empleo, aunque precisó que habrá que estudiar qué sectores de la función pública son los que necesitan nuevas incorporaciones.

Por su parte, el nuevo presidente del IEF, José Manuel Entrecanales, respaldó las medidas del Ejecutivo porque, aunque sean “duras”, son también “correctas y necesarias”, y reclamó “rehabilitar la imagen” de la figura del empresario.

 

Gira de De Guindos > Por su parte, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, explicó ayer las reformas aprobadas por el Gobierno de Rajoy a un amplio grupo de inversores franceses en París, donde mantuvo encuentros privados y también un almuerzo de trabajo, según explicó una portavoz de su departamento.

“El ministro ha querido explicar de primera mano las reformas del Gobierno que aquí se siguen muy de cerca y que son complejas y amplias y que tienen muchas aplicaciones. Ha querido explicarlas bien”, afirmó la portavoz.

Con esta visita, el ministro ha querido dejar patente “la importancia que para España tienen los inversores franceses”, agregó.

De Guindos se trasladará hoy a Alemania, donde tiene previsto reunirse con el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, a quien también explicará las recientes reformas, financiera, laboral y fiscal.

El encuentro tendrá lugar en Frankfurt y estará seguido de otra reunión con inversores en Dusseldorf.

Rajoy rechaza las dudas sobre España y pide “sacrificios” a los ciudadanos