En Marea da por concluido el caso Quinteiro pese a que no ha dimitido

GRAF4344. SANTIAGO DE COMPOSTELA, 06/06/2018.- El portavoz de EnMarea, Luís Villares, y la diputada Paula Quinteiro, antes de su intervención en el pleno del Parlamento de Galicia, esta mañana en Santiago de Compostela. EFE/Lavandeira
|

La viceportavoz de En Marea, Ana Seijas, aseguró ayer que la formación considera “cerrado” el conflicto con la diputada Paula Quinteiro a la que las bases, mediante una consulta telemática, pidieron su dimisión por su conducta en un incidente con la Policía, determinación que ella no asumió.
“Es un tema que dimos por cerrado. En Marea como partido tomó una decisión” en la que “las inscritas pidieron la dimisión” de la parlamentaria pero que ella no lo aceptó, indicó Seijas.
“Era ella quien tenía que asumir responsabilidades”, y pese a que la organización mantiene que la diputada debería acatar la decisión de las bases, no puede obligarla a dimitir porque el acta no corresponde a la formación sino a la parlamentaria.
La organización de En Marea, sin embargo, no prevé abrir ningún tipo de expediente a la diputada pese a que desoyó a las bases y decidió aferrarse al cargo. 
Preguntada por la repercusión de ese asunto que ha suscitado controversia incluido dentro del partido, Seijas opinó que durante los dos últimos meses de debate interno, se evidenció que En Marea “es un espacio diferente” al resto de partidos y en el que “todas las personas tienen capacidad de decisión” y ha afirmado que “la ética se puso como algo primordial para nuestra organización”.
La coordinadora Victoria Esteban y Ana Seijas comparecieron ayer para defender el modelo de “adscripción individual” como “única opción posible” para facilitar “la participación” de la sociedad en los proyectos políticos.
Las portavoces de la dirección del partido instrumental pronunciaron estas palabras a raíz del acuerdo marco alcanzado a nivel estatal por Izquierda Unida, Podemos y Equo para la configuración de candidaturas de confluencia de cara a las elecciones municipales del próximo año y que apuesta por establecer las alianzas con otras fuerzas en formato de coalición.
De este modo, En Marea reivindica su ofrecimiento para ejercer como “paraguas” de las mareas municipalistas en la cita con las urnas del próximo año para, así, aumentar el peso del rupturismo en las diputaciones, algo que rechazan Podemos Galicia y Esquerda Unida, así como otros proyectos locales.
“Nuestro paraguas no entra en conflicto con nadie”, aseguró ayer Ana Seijas, quien también aseveró que el modelo de “adscripción individual” alejado de las coaliciones de partidos es el más adecuado para “articular una alternativa de país”.

En Marea da por concluido el caso Quinteiro pese a que no ha dimitido