El absentismo escolar en Arteixo se redujo más de un 35% en dos años

La Policía Local de Arteixo interviene en los casos graves de absentismo escolar | aec
|

El curso académico 2016/2017 en el municipio de Arteixo se cerró con 29 casos de absentismo escolar en los diferentes centros educativos, lo que supone una reducción de más del 35% con respecto al 2014/2015.
Este dato fue hecho público ayer por la Mesa municipal de seguimiento de absentismo escolar, en la que periódicamente se analizan los casos más problemáticos de aquellos alumnos que se ausentan de clase de manera reiterada y sin justificación.
Según fuentes del Gobierno local, que preside Carlos Calvelo, el protocolo para tratar los casos de absentismo se elaboró a principios de 2012, y desde entonces se han conseguido disminuir y controlar estos casos. Las mismas fuentes aseguran que en el curso 2013/2014 hubo 47 casos; en 2014/2015, 45; en 2015/2016, 21, y este año fueron 29.
Criterios
Los criterios para considerar a un menor absentista son cinco jornadas al mes de ausencia sin justificación, quince faltas justificadas al trimestre, mientras que tres faltas de puntualidad equivalen a un día de ausencia sin justificar.
La preocupación de las autoridades municipales por el tema del absentismo se debe a datos que señalan que esta problemática comienza a producirse a partir de los siete años.
El programa sobre el absentismo está compuesto de sesiones de refuerzo educativo para aquellos alumnos con problemas en los diferentes centros sociales del municipio. Estos refuerzos educativos incluyen talleres y clases, y reuniones con los progenitores de los absentistas, con el objetivo de que las familias afectadas tengan apoyo profesional para tratar esta problemática.

Protocolo
El protocolo elaborado por el Ayuntamiento en colaboración con los representantes de los centros educativos señala que la actuación comienza con la detección de un caso de reiterado absentismo escolar por parte del centro escolar. El centro lo comunica a los servicios sociales, que proceden a citar a los padres con la educadora familiar.
Si los padres asisten a la cita, se realiza una entrevista con ellos y, posteriormente, otra entrevista con el menor. A partir de ahí se realiza un diagnóstico sobre la situación familiar.
Tras dos citaciones fallidas con los servicios sociales del municipio, la tercera citación se realizaría a través de la Policía Local, y posteriormente se derivaría a la delegación de menores y al juzgado correspondiente.

El absentismo escolar en Arteixo se redujo más de un 35% en dos años