El plan hidrológico permitirá que 98% de las aguas sean “de calidad óptima” en 2021

Feijóo visitó la EDAR de Negreira acompañado, entre otros, de la conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato | xoán rey (efe)
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, constató ayer que el plan hidrológico permitirá alcanzar en 2021 el objetivo de que “el 98 por ciento de las aguas sean de calidad óptima” y que, en 2027 “se alcance el cien por cien”. Con esta finalidad recordó que el Ejecutivo autonómico destinará 654 millones hasta 2021.


Durante una visita a las obras ejecutadas en la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Negreira (A Coruña), Feijóo afirmó que, con esta infraestructura, se resuelve la práctica totalidad de las deficiencias que históricamente tuvo la comarca de A Barcala en materia de depuración de las aguas residuales, con una capacidad de tratamiento para 9.500 habitantes.


“Hablamos, en total, de unos trabajos que incluyen la construcción de un tanque de tormentas, la mejora de la red de saneamiento y la edificación de una nueva EDAR”, subrayó el presidente autonómico, antes de incidir en que esta infraestructura mejorará la calidad de vida de los vecinos y la sostenibilidad de la tierra.

Esfuerzo en la provincia
Asimismo, Feijóo afirmó que, con un presupuesto de 6,6 millones de euros, esta obra es “un claro ejemplo” del compromiso presupuestario de la Xunta para que el saneamiento y el abastecimiento de las aguas sea “una realidad en toda Galicia”. “La mayoría de las parroquias de Negreira y A Baña disponen de una depuradora como cualquiera gran ciudad europea con una de las mejores instalaciones de depuración de agua de Europa”, aseguró el mandatario autonómico.


Acompañado de la titular de Medio Ambiente, Beatriz Mato, el presidente destacó que este esfuerzo se extiende también a toda la provincia de a Coruña, con una inversión por parte de la Xunta, “solo en la provincia”, de 315 millones de euros en saneamiento y depuración desde 2009.

Un recurso escaso
El mandatario autonómico reiteró el compromiso de su Gobierno con la cooperación y el trabajo conjunto entre administraciones, para seguir apostando por los servicios de calidad en todos los ayuntamientos. Feijóo también puso en valor “la trascendencia de esta obra” haciendo hincapié en la necesidad de “valorar, cuidar y mantener” un recurso escaso como es el agua.


El máximo mandatario gallego también anunció que en próximas fechas la Consellería de Medio Ambiente establecerá diferentes reuniones con los alcaldes de ambas localidades para “concretar y visualizar” como ampliar la red de colectores entre sus parroquias.


Por su parte, el regidor de A Baña, Andrés García Cardeso, incidió en que la nueva EDAR es una “magnífica obra” que ve la luz después de las “muchas vueltas, inconvenientes y dolores de cabeza”. Mientras, el alcalde de Negreira, Manuel Ángel Leis Míguez, comentó que seguirán “colaborando entre los dos ayuntamientos para sacar adelantes tanto en este tipo de infraestructuras como otros proyectos”.

El plan hidrológico permitirá que 98% de las aguas sean “de calidad óptima” en 2021