Los vecinos de Nostián están cansados de sentirse “aislados” en comparación con otros barrios

|

Mucho se habla desde hace meses de Nostián pero solo de la polémica con los rechazos en su planta de residuos no de sus habitantes. Hace tiempo que estos reclaman sentirse realmente como un barrio más de la ciudad ya que, a su entender, se quedaron un poco en el olvido. “Es horrible la dejadez que hay en todo en el entorno, nos hemos quedado aislados y pagamos los mismos impuestos que pagan en la plaza de María Pita”, indica el presidente de la asociación vecinal, Ángel Sánchez.

En la actualidad, son medio centenar las personas que viven en Nostián y la media de edad, “menos cuatro o cinco que somos jóvenes”, es de más de 70 años. “Muchos van falleciendo y las casas se van quedando sin habitar y hay que hacer reformas en las viviendas”, señala, al mismo tiempo que asegura que “por mucho que protestemos, la gente se cansa porque es siempre lo mismo”.
Ruidos de empresas colindantes, basura en la zona o aceras nuevas que empiezan pero no acaban son solo algunas de las demandas de estos residentes. “Solo queremos un bienestar. Que nos pongan una estación de contaminación acústica porque hay veces en las que en casa no se puede ni hablar, que las aceras no queden a medio hacer y el tema de los pluviales... No pedimos un polideportivo ni una piscina, pedimos las cosas básicas. Esto también es un barrio de A Coruña”, destaca Ángel Sánchez.

Basura
Los residentes de Nostián también quieren opinar sobre la planta de residuos de la que, hace solo unos días, comenzaron a salir los primeros camiones con los rechazos que allí se acumulaban en dirección Sobrado dos Monxes. “Como vecinos nos tenemos que aguantar, no nos queda otra. Olores, las fincas llenas de basura... Nos mandan limpiar nuestros terrenos a nosotros y las empresas de alrededor lo tienen todo manga por hombro. A la gente mayor que no tiene a nadie que le venga a limpiar le vienen multas y dices ‘esto es surrealista”, asegura.
Los vertederos incontrolados en la carretera que va hacia el Puerto Exterior también es otro de los problemas que acusan los vecinos.


“Esta es una zona preciosa y parece que nos están haciendo un gheto. 'Vamos a dejarlos hasta que se vayan cansando, se vayan muriendo y a ver lo que hacen’, parece que dicen. Con nosotros nadie consulta nada y nos tienen saturados y sin ilusión", indica Sánchez, en relación a las expectativas que tienen de cara a las actuaciones del nuevo Gobierno municipal.

Los vecinos de Nostián están cansados de sentirse “aislados” en comparación con otros barrios